Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Una unidad de operaciones especiales española en la República Centroafricana abre fuego en apoyo a policías franceses atacados en Bangui

(defensa.com) Una unidad de operaciones especiales española, que se encuentra desplegada como parte de la misión de Naciones Unidas en la República Centroafricana, intervino este miércoles apoyando a la Unidad Internacional de Policía, que estaba siendo hostigada por grupos rebeldes musulmanes que abrieron fuego contra ellos en el distrito 3 de Bangui, la capital centroafricana.

La unidad española, que estaba compuesta por seis militares y dos vehículos blindados Lince, participó abriendo fuego de fusilería y empleando granadas, además de evacuar a dos heridos de los grupos musulmanes a la base de la Unidad Internacional de Policía para después volver a su base una vez que fueron relevados por la Fuerza de Reacción Rápida francesa. El origen de la escalada de violencia estaría en el lanzamiento por parte de un individuo de una granada que mató a una persona e hirió a varias más, provocando un enfrentamiento entre los grupos rebeldes musulmanes y las milicias cristianas.

El grueso del contingente con el que el Ejército de Tierra contribuye a la Fuerza de la Unión Europea en República Centroafricana, y que aporta el Mando de Operaciones Especiales, se encuentra desplegado desde el pasado mes de junio en el país africano. La labor encomendada fue la de planear, preparar y liderar las operaciones especiales que se lancen dentro de la misión para contribuir al restablecimiento de la paz en la capital del país y sus alrededores, zona en donde sustituirán a las fuerzas francesas en la operación "Sangaris" y a las fuerzas internacionales de la Unión Africana que actúan bajo mandato de las Naciones Unidas.

El Grupo de Operaciones Especiales "Caballero Legionario Maderal Oleaga" XIX ha sido la base sobre la que se ha constituido el contingente, al que se suma personal de otras unidades para prestar los apoyos necesarios, y el destinado en los cuarteles generales de Bangui -la capital del país- y  Larissa (Grecia), lo que supone que el Ejército de Tierra represente en torno al 70 por ciento del total de la aportación española.

A ellos se añaden, además de integrantes de la Armada y del Ejército del Aire, 25 miembros de la Guardia Civil, hasta alcanzar una cifra cercana al centenar de efectivos, lo que sitúa a España en los primeros puestos por nivel del contribución. (J.N.G.)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.