Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Ultima misión del submarino Galerna antes de entrar en gran carena el 18 de julio

El submarino Galerna ha regresado a su base en Cartagena tras pasar 43 días en la mar realizando labores de patrulla marítima para la prevención y lucha contra el terrorismo y para monitorizar posibles rutas de tráfico de armas en el marco de la operación de la OTAN denominada Sea Guardian, que extiende su alcance a aguas internacionales del Mediterráneo y al Estrecho de Gibraltar.

Para un mejor conocimiento del entorno marino, el “Galerna” dispone de una tripulación de 61 hombres y mujeres que se coordinan en el reducido espacio de un submarino para llevar a cabo la misión encomendada de monitorización de esas aguas. El submarino responde a cualquier comportamiento sospechoso o ilícito relacionado con el tráfico de armas o el terrorismo, merced a la alta especialización de su personal y a sus equipos técnicos.

La dotación del “Galerna” cuenta con gran experiencia en labores preventivas de patrullaje marítimo pues, al margen de su encuadre en la Alianza Atlántica, también ha participado en la misión de la Unión Europea Eunavformed Sophia de lucha contra el tráfico de seres humanos desde las costas de Libia.

Con su regreso a casa, el “Galerna” y su personal ponen fin a su última navegación bajo el mando de la OTAN antes de su inmovilización para acometer la que será su quinta gran carena, prevista a partir del próximo 18 de julio.

Fuente y fotografía: Estado Mayor de la Defensa.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.