Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Tres chilenos, un italiano y un argentino, miembros de organizaciones o grupos anarquistas, detenidos por la colocación del artefacto explosivo en la Basílica del Pilar de Zaragoza el 2 de octubre

(defensa.com) Agentes de la Comisaría General de Información del Cuerpo Nacional de Policía de Madrid, Barcelona y Zaragoza han detenido en Barcelona a los presuntos autores directos de la colocación y activación del artefacto explosivo que hizo explosión en la nave central del Altar Mayor de la Basílica del Pilar de Zaragoza el pasado 2 de octubre.  Los detenidos pertenecen  a organizaciones o grupos anarquistas muy bien organizados y con conexiones internacionales responsables de múltiples acciones terroristas, según Interior. La operación ha sido realizada por agentes del Cuerpo Nacional de Policía, en colaboración con la Policía de Investigaciones de la Jefatura Nacional de Inteligencia Policial de Chile, cuerpo policial que realizo las investigaciones en el “caso bombas”, un procedimiento judicial en el que se procesó a 12 personas como integrantes de organización terrorista y responsables de la colocación de más de treinta artefactos explosivos entre los años 2006 y 2009 en Chile.

Los detenidos son: Francisco Javier Solar Domínguez, nacido en 1979, en Santiago de Chile (Chile), Mónica Andrea Caballero Sepúlveda, nacida en 1988 en Santiago de Chile (Chile),  Valeria Giacomoni, nacida en 1979 en Trento (Italia), Rocío Yune Mira Pérez, nacida en 1982 en Santiago de Chile (Chile)  y Gerardo Damián Formoso, nacido en 1980 en Buenos Aires (Argentina)

Según la Fiscalía chilena, Francisco Javier Solar Domínguez intervino directamente en la manipulación de artefactos explosivos e incendiarios, así como en su fabricación y posterior colocación. Fue sorprendido en diciembre de 2009 en su domicilio con diversas prendas de vestir con restos de material explosivo tipo TNT y RDX, además de objetos que sirven habitualmente para la confección de artefactos explosivos,  documentación y material informático referido al plan criminal de la asociación.

En agosto de 2010, en otro piso, se incautó una sustancia explosiva tipo Tertil, nueva documentación y material informático relacionado con el plan criminal de esta organización.

Respecto a Mónica Andrea Caballero, la Fiscalía chilena le imputó un delito de asociación ilícita de carácter terrorista en calidad de integrante y un delito de colocación de artefacto explosivo de carácter terrorista en grado consumado. Una de las acciones llevada a cabo por fue la colocación de un artefacto explosivo el  21 de noviembre de 2009 en la Iglesia de Los Sacramentos, en Santiago de Chile (Chile).

La Fiscalía chilena manifestó que Mónica Andrea “fue sorprendida en diciembre de 2009 en la casa ocupada “La Crota", donde ella residía en posesión de documentos, papeles y material informático referidos al plan criminal de la asociación, como son una fórmula para la elaboración de sustancia explosiva tipo pólvora casera, listado de colocaciones de artefactos explosivos e incendiarios, la confección de artefactos explosivos e incendiarios; documentos y comunicados reivindicatorios del actuar criminal de la asociación, además de encontrarse en posesión de insumos para la confección de artefactos explosivos e incendiarios (Un bidón con combustible)”.

Los ahora detenidos, de nacionalidad chilena, se trasladaron a España, tras un procedimiento penal en el que fueron absueltos por un error procedimental, y fijaron su residencia en Barcelona. El pasado 2 de octubre, los detenidos, que pertenecían a un grupo denominado 'Comando Insurreccional Mateo Morral', se dirigieron a Zaragoza en transporte público llevando consigo en una bolsa el artefacto explosivo que luego colocaron en la Basílica del Pilar, lo activaron produciendo cuantiosos daños en el interior de este templo y provocando heridas de diversa consideración a una persona.

Esta acción terrorista, llevada a cabo en Zaragoza, tiene muchas similitudes con el otro atentado ocurrido a principios de este año, el 7 de febrero, en la catedral de la Almudena de Madrid, donde fue colocada una bomba de características similares en el interior de un confesionario que fue desactivada por especialistas TEDAX del Cuerpo Nacional de Policía.

Durante los registros domiciliarios que se están llevando a cabo esta mañana en Barcelona, la Policía ha arrestado a otras dos personas más que, junto a los primeros detenidos, serán trasladados en las próximas horas a dependencias policiales de la Jefatura Superior de Barcelona para continuar la instrucción de diligencias en la Comisaría General de Información en Madrid, bajo la dirección del Juzgado Central de Instrucción, número 6, de la Audiencia Nacional. La operación permanece abierta.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.