Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Rey visita el Servicio Aéreo de la Guardia Civil

(defensa.com) El Rey Felipe VI realizó el 27 de octubre una visita a las instalaciones y los medios aéreos con los que cuenta el Servicio Aéreo (SAER) de la Guardia Civil en la Base Aérea de Torrejón. A su llegada a la madrileña instalación, a bordo de un Airbus Helicopters Cougar del 402 Escuadrón del Ejército del Aire, fue recibido por el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz; el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa Díaz del Río y el director adjunto operativo de la Guardia Civil, teniente general Cándido Cardiel Ojer.

Tras recibir honores de ordenanza a cargo de un piquete, Don Felipe ha asistido a una exposición, a cargo del Jefe del SAER, coronel Manuel Contreras Santiago, donde ha podido conocer de primera mano las capacidades con las que cuenta, así como las misiones que desempeña, el Servicio. Seguidamente se dirigió a la plataforma de aeronaves, donde recorrió una exposición estática compuesta por cuatro helicópteros con sus tripulaciones, configurados para seguridad ciudadana, rescate en montaña, vigilancia marítima y un Bö-105, en configuración estándar. Tambiénvisitó la zona de operaciones, de mantenimiento de aeronaves y de mantenimiento industrial.                                            

A continuación se trasladó a la plataforma de aeronaves del Centro de Logístico de Armamento y Experimentación (CLAEX), en la que se encuentra el grupo de aviones del SAER y donde subió a un avión Airbus Defence & Space CN235, para asistir a un simulacro de misión, en el que se enlazó con el avión de la Guardia Civil destacado con FRONTEX al sur de Italia efectuando misiones de vigilancia. De regreso a la plataforma de aeronaves del Servicio Aéreo, Don Felipe se fotografió con el personal del Servicio Aéreo y firmó en el libro de honor.                                                    

Desde la creación en 1973 de su Servicio de Helicópteros, la Guardia Civil ha venido empleando medios aéreos en múltiples servicios. En respuesta a las necesidades que han ido apareciendo desde su creación, el Servicio Aéreo se ha ido dotando de helicópteros capaces de desarrollar misiones de rescate, vigilancia, seguridad y transporte. Recientemente, dispone también de aviones de vigilancia lejana. Además el Servicio dispone de una estructura de medios de apoyo en tierra.                                                      

En la actualidad el SAER se despliegue, además de en la Base Central de Torrejón de Ardoz, en una serie de Unidades Periféricas que coinciden con su despliegue territorial en las bases de La Coruña, León, Oviedo, Logroño, Huesca, Valencia, Baleares, Murcia, Málaga, Sevilla, Rota (Cádiz), Tenerife y Fuerteventura. Actualmente tiene desplegados dos destacamentos en Mauritania.                                                                                                           

Para su labor diaria el Servicio Aéreo de la Guardia Civil cuenta con una plantilla de 387 personas y una flota de 41 helicópteros de los modelos todos de actualmente de la firma Airbus Helicopters: MBB/Bö-105, MBB/Kawasaki BK-117 y  EC-135;  además de con dos aviones de patrulla marítima Airbus CN-235.

Rescates y evacuaciones
Durante el primer semestre de 2014, las unidades del Servicio Aéreo de la Guardia Civil han sido activadas en 544 ocasiones, siendo casi la mitad de ellas para la realización de servicios urgentes de rescate-evacuación en montaña o en algún otro lugar de difícil acceso. El resultado de estas activaciones han sido 244 rescates, para lo que se han dedicado 356 horas de vuelo. Las unidades aéreas que más servicios han realizado ha sido la UHEL de Huesca con 130 rescates y evacuaciones, seguida de Baleares con 44 y Granada con 31.

Con motivo del incremento de personas que realizan actividades relacionadas con la montaña en el Pirineo oscense en la época estival, la Unidad Aérea de Huesca, desde hace unos años ha reforzado el servicio con un destacamento temporal en la localidad de Benasque (Huesca).

Del mismo modo, la Isla de Palma de Mallorca cuenta con gran cantidad de barrancos y gargantas por lo que en esta época del año se realizan actividades relacionadas con la montaña al igual que en Sierra Nevada y serranía de Málaga. El resto de rescates y evacuaciones en montaña realizados por el Servicio Aéreo se distribuye principalmente, entre la Sierra de Gredos y Picos de Europa.

Más de 200.000 horas de vuelo y Ala Fija
Hay que recordar cuando en febrero de 2006 se inaugura la nueva Base del Órgano Central del Servicio Aéreo en Torrejón de Ardoz, coincidiendo con la celebración de 150.000 horas de vuelo. Posteriormente, el 28 de noviembre de 2012 se superaron las 200.000 horas. En lo que a horas de vuelo se refiere, la cifra va de las 736 en el año 1973 a las 9.923 del año 2012, pasando por el pico más alto de  11.420 horas en el año 2010. El total de horas a fin de 2013 es de 215.908.

Uno de los hitos más importantes del servicio aéreo fue en noviembre de 2007,  cuando el Consejo de Ministros acordó autorizar la adquisición de dos aviones CN 235/300.  La compra de estos dos aviones se enmarcó en el proceso de modernización y reforzamiento de los medios con los que cuentan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para realizar las labores de control fronterizo y de lucha contra la inmigración ilegal y el narcotráfico formando la actual Unidad de Ala Fija de la Guardia Civil.

Accidentes en acto de servicio
El 30 de agosto de 1982 se sufrió el primer accidente mortal en el que perdieron la vida dos capitanes y un guardia civil especialista en montaña en las rocas del Macizo Cántabro.En el verano de 1991 se produjo el primer accidente de uno de los helicópteros del ICONA cuando se encontraba trasladando una cuadrilla contraincendios en la Sierra de Ronda, resultando herida la tripulación y la pérdida de la aeronave.

El 27 de noviembre de 1992 un Capitán y dos Sargentos fallecieron  regresando de prestar un servicio en Galicia.El 15 de mayo de 1996, tras sufrir un accidente el helicóptero en el que prestaba servicio falleció un Guardia Civil  mecánico en aguas del Estrecho frente a las costas de Barbate (Cádiz).

El 14 de marzo de 2004, de nuevo, dos pilotos, un Teniente y un Sargento murieron junto a dos especialistas del SEPRONA, al colisionar el helicóptero 09-119 que tripulaban contra unos cables en Asturias.El 23 de julio de 2006 el helicóptero 09-112 cayó al agua durante una exhibición en la Playa de Samil (Vigo), resultando ilesos sus tripulantes y perdiéndose la aeronave. El 9 de septiembre de 2006 el helicóptero 09-125 sufre un accidente en el Pico del Espigûete (Palencia) durante la realización del rescate de un parapentista accidentado, resultando ilesos sus tripulantes y perdiéndose la aeronave.

El último accidente tuvo lugar el pasado mes de 24 de agosto, en el que fallecieron el Capitán Pérez Pelaez y el Teniente Benito al rescatar a un montañero en el pico Peñalosa de la provincia de León.

(Texto y fotos: Julio Maíz Sanz)




Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.