Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Recuperar la capacidad de guerra electrónica aérea, una de las prioridades del Estado Mayor

Dotar a las Fuerzas Armadas españolas de una nueva plataforma aérea de obtención de Inteligencia y Guerra Electrónica, o EW (Electronic Warfare), es una de las prioridades que tiene actualmente sobre la mesa el EMAD (Estado Mayor de la Defensa), prioridades que, entre otras, se van acumulando por la falta de Gobierno y la situación consecuente.

Tal capacidad es vital para alimentar las bases y bibliotecas de datos del CIFAS (Centro de Información de las FAS), que son muy importantes para emitir los informes que utiliza el JEMAD (Jefe del Estado Mayor de la Defensa), actualmente el almirante Fernando García Sánchez, y su Estado Mayor, para tomar decisiones.

El principal elemento que se utilizaba para llevar a cabo esta misión era un Boeing 707 especializado operado por el Ejército del Aire, que tenía capacidad para realizar múltiples de estas funciones de “inteligencia”, matriculado TM.17-04 47-04, y que volaba por última vez el 17 de julio de 2014.  Hablamos de la que fue “la joya de la corona” de la institución castrense, una antigua aeronave comercial, adquirida de segunda mano, que fue transformada en Israel como consecuencia de la puesta en marcha del programa “Santiago” que se aprobó en el ya lejano año de 1991, que implementó de una manera muy importante la hasta entonces escasa capacidad aérea de EW de España. La aeronave que estuvo en constante evolución de sus equipos, tenía capacidades ELINT (Electronic Intelligence), COMINT (Communications Intelligence) y OPTINT (Electro-Optical Intelligence). Un importante sistema con una gran autonomía de vuelo de hasta 13 horas y con capacidad de operaciones “Stand off”, lo que significa que puede recoger su información a larga distancia, empleando los espacios aéreos internacionales.

El aparato fue operado por el 47 Grupo Mixto de Fuerzas Aéreas del Ejército del Aire, que es la unidad especializada en dichas funciones basada en Torrejón de Ardoz (Madrid), y actualmente aguarda su probable desguace, desprovisto de sus sistemas de EW, propulsores y otras piezas, en la cercana base de Getafe.

El plan para sustituir vendría de la adaptación de alguno de los Dassault Aviation Falcon 900 dedicados al transporte VIP, opción que en defensa.com ya adelantamos, de los que actualmente opera cinco el 45 Grupo de Fuerzas Aéreas, a los que se les instalarían parte de las capacidades que tenía el 707, aunque utilizando equipos de nueva generación. Este proyecto debería recibir el visto bueno de un futuro Gobierno de la Nación y  tardaría, como muy poco, un año en ser modificado, trabajos que desarrollaría alguna empresa de Israel, aunque con una importante participación de compañías españolas. Los israelíes son líderes en el campo de EW, y el de AEW-C (Airborne Early Warning and Control),  muy recientemente han iniciado la transformación de dos aviones ejecutivos Gulfstream 550 para esa última misión que serán empleados por la AMI (Aeronautica Militare Italiana).

Actualmente el Ejército del Aire cuenta para llevar a cabo misiones de Guerra Electrónica con dos Dassault Aviation Falcon 20 y un C-212 Aviocar del 47 Grupo, también muy próximos al final de su vida operativa, que dan una capacidad limitada en este campo. Así mismo los EF-18M del Ala 12 emplean el  pod Rafael Reccelitte, que proporcionan imágenes en tiempo real, que pueden ser utilizadas por la inteligencia, aunque en todo caso hablamos de medios de capacidades tácticas, que no llegan a las posibilidades estratégicas que daba el citado Boeing 707. (Texto y foto: Julio Maíz Sanz)

Foto: El Boeing 707 especializado en guerra electrónica, dado de baja en 2014 (Julio Maíz/defensa.com)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.