Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Recuperando bajo fuego hostil vehículos militares españoles

defensa.com ha tenido la oportunidad de asistir a las pruebas prácticas de la fase final del curso de Recuperación de Vehículos en Ambiente Hostil,  una formación cursada por el personal de la Agrupación de Apoyo Logístico 11 (AALOG 11), que ha creado un Centro de Excelencia en este campo en su madrileña sede de la Base San Pedro de Colmenar Viejo. Desde primeras horas de la mañana del pasado 22 de febrero, los 34 alumnos que participan en el curso afrontaron la principal práctica del curso, preparando su material, y revisando el supuesto táctico a realizar: la recuperación de un vehículo averiado en una zona hostil.  Tuvieron que afrontar más de una sorpresa en la misión, las propias de un entorno de conflicto, que exige capacidades específicas y muy exigentes.

Este curso semestral, que se lleva realizando y mejorando desde 2011, ha convertido a la AALOG 11 en un Centro de Excelencia en este cada vez más necesario campo concreto de la recuperación de vehículos en ambiente hostil.  Los destinatarios de la formación son los  a su vez experimentados  militares (suboficiales y tropa) adscritos a unidades de recuperación y mantenimiento de las Brigadas operativas, de los que buena parte ya ha participado anteriormente en operaciones internacionales.  Lo que se pretende es que éstos aumenten y homogenicen sus capacidades, conozcan in situ el nuevo material, y pongan sus conocimientos en común, cara a su próxima integración en los próximos contingentes  a desplegar en las diferentes misiones internacionales en las que participa España.  La clave es aminorar las posibles bajas  y aumentar la efectividad en la recuperación del caro material y su vuelta al servicio activo lo antes posible.

Entre los alumnos nos encontramos con personal de las Brigadas:  “Canarias” XVI, que se desplegará en Líbano;  “Guadarrama” XII que mandará efectivos a Irak y Malí; de la “Extremadura” XI que participará en la operación de la OTAN en Letonia;  personal de la  “Almogávares” VI de Paracaidistas (BRIPAC) que además de realizar el curso forman a sus compañeros  acerca del manejo el vehículo Navistar Maxxpro Recovery;  y dos de la misma AALOG 11. La Agrupación aportará una quincena de sus efectivos, incluidos los dos citados alumnos, a la próxima operación Alfa-India VI, que encabezará en Irak la Brigada “Guadarrama” XII, que tiene su principal base en El Goloso (Madrid).

Durante la jornada del día 22 la mitad de los alumnos se enfrentaron a un completo supuesto táctico, al que asisten sus compañeros para extraer lecciones y el pequeño cuadro docente de la AALOG 11 responsable del curso para sacar conclusiones  y que empieza con la formación del convoy y el estudio de la orden de retirada de un vehículo accidentado.

Como estamos ante una recuperación en ambiente hostil, que implica una rápida variación de prioridades y procedimientos, se contempla sobre todo crear un ambiente  de seguridad previo. Así, la misión se coordina con una fuerza de protección, simulada  por personal de la Unidad de Seguridad del AALOG 11 que empleó dos vehículos blindados protegidos, un Iveco LMV Lince y un RG-31-MK5 Nyala, que escoltaron al convoy de recuperación, formado por el camión protegido Maxxpro Recovery, un Iveco M-250.37 W VEMPAR (Vehículo Especial Multi-Plataforma de Abastecimiento y Recuperación) y varios vehículos ligeros Santana  Aníbal.

Cerca de la zona de operaciones se hizo frente a un hostigamiento simulado por personal de la Agrupación, y una vez se llegó a la zona donde se  hubo  de recuperar el vehículo se simuló la creación de un perímetro de seguridad. También en zona, el personal especializado en Explosive Ordnance Disposal (EOD), que incluyó el convoy, limpió la zona previamente en la que se habían puesto varios artefactos que simulaban ser los mortíferos Improvised Explosive Device (IED).

Una vez creada una relativa zona segura, y tras analizar la situación del vehículo a recuperar, que podría incluso aconsejar su destrucción total de suponer la recuperación un riesgo alto de sufrir bajas, se procedió a recuperarlo,  en este caso un vehículo ligero Nissan Patrol, que el personal del AALOG 11 había volcado y metido en una balsa de agua para dificultar al máximo el supuesto. Finalmente la maniobra era ejecutada con gran rapidez por parte del personal, que aseguró con eslingas el vehículo que elevó la pluma del camión protegido de recuperación de 10 ruedas Maxxpro, y que posteriormente se colocó y aseguró en la plataforma del VEMPAR, que procedió a evacuar el vehículo, afrontando un nuevo  hostigamiento de fuego “enemigo”.

En suma, una vital práctica que capacita al personal asistente en el conocimiento del material empleado en la recuperación de vehículos, en su uso en diferentes escenarios hostiles y en la preparación y conducción de convoyes logísticos, en los que se integran especialistas en EOD, sanitario, y de seguridad. (Texto y fotografía: Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

·Momento en que el Maxxpro Recovery eleva el Nissan Patrol.  Foto: Julio Maíz/defensa.com.

·Imagen de la fuerza de protección, en primer plano un MLV “Lince”. Foto: Julio Maíz/defensa.com

·Supuestos insurgentes atacan al convoy. Foto: Julio Maíz/defensa.com


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.