Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Los países del G6 reforzarán la cooperación con países como Marruecos o Libia para fortalecer la lucha contra el terrorismo

El ministro del Interior español, Juan Ignacio Zoido, ha presidido en Sevilla la Reunión del G6 de ministros del Interior de España, Francia, Alemania, Reino Unido, Italia y Polonia, que además ha contado como invitados con la participación de altos representantes de Interior de la Unión Europea y de Marruecos.

Este encuentro internacional ha servido para profundizar en las medidas y políticas migratorias comunes y para luchar contra las mafias que trafican con seres humanos y para luchar unidos contra la amenaza del terrorismo yihadista, avanzar en las medidas identificadas y proponer nuevas líneas de actuación intentando no duplicar esfuerzos. En este sentido, el ministro español del Interior ha compartido con sus socios europeos del G6 que todo esto se consigue con cinco pilares fundamentales:

·La prevención en origen mediante la cooperación con los países de origen y tránsito
·Los proyectos operativos sobre el terreno
·La lucha contra las redes de tráfico de personas
·El control de las fronteras
·El retorno

Zoido ha señalado que las iniciativas que España, Italia, y especialmente Marruecos, Mauritania, Senegal, Libia y Níger están llevando a cabo son fundamentales para mejorar la gestión de los flujos migratorios en el Mediterráneo e impedir que los traficantes puedan seguir poniendo en peligro la vida de tantas personas. Ha puesto de manifiesto que “España es consciente de su responsabilidad como Estado de primera entrada que ejerce con compromiso en nuestra zona de acción prioritaria, el Norte de África y África Occidental al igual que están haciendo otros países, como Italia o Marruecos, aunque toda la responsabilidad no debe ser asumida únicamente por los Estados frontera, no es justo”.

El ministro español el Interior ha vuelto a hacer hincapié en que es imprescindible reforzar la cooperación con terceros países clave, como Marruecos, Mauritania, Senegal, Níger o Libia con el objetivo de contrarrestar la presión migratoria en el Mediterráneo, tarea que debe traducirse en medidas concretas como:

·Ayuda a la creación de capacidades dedicadas para el control de las fronteras en los países subsaharianos y del Sahel para prevenir los movimientos de inmigrantes irregulares.
·Proporcionar asistencia técnica sobre control de fronteras marítimas y terrestres.
·Continuar facilitando el desarrollo económico y social en las rutas migratorias, creando una alternativa sostenible para los inmigrantes en los países de origen y tránsito.
·Apoyar el trabajo de ACNUR y de la OIM.

En materia de lucha antiterrorista, el ministro del Interior, todos los miembros del G6 han coincidido en la necesidad de seguir mejorando y reforzando el intercambio de información y de inteligencia a través de canales como Interpol y Europol, así como la rápida aplicación de todos los Estados miembros de la Directiva europea sobre el PNR (registro de nombre de pasajero) y adoptar las recomendaciones del Consejo de Ministros de Justicia y Asuntos del Interior (JAI) en cuanto a interconexión de grandes bases de datos europeas.  Para luchar contra la radicalización es muy importante la labor de la Red de Sensibilización frente a la Radicalización, así como los trabajos del nuevo Grupo de Expertos de Alto Nivel sobre la Radicalización así como intensificar las medidas de control de los precursores de explosivos identificando también medidas para una relación más estrecha entre comerciantes y autoridades que satisfaga las necesidades de ambos y mejore la eficacia en la detección de las transacciones sospechosas.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.