Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Navantia se posiciona para el reemplazo de los buques de combate canadienses

(defensa.com) El gobierno canadiense ha anunciado la baja de cuatro buques de su Marina, concretamente dos de los tres destructores misilísticos de la clase Iroquois y dos petroleros de flota de la clase Protecteur. El Ministerio de Defensa  ha decidido dar de baja estos buques al considerar que el coste necesario para actualizarlos es demasiado elevado en relación a la nueva vida útil que se conseguiría con estas medidas. Se ahorran así fondos que estarán disponibles para el programa de modernización de doce fragatas Halifax y la adquisición de los nuevos buques.

Los destructores son el HMCS Iroquois (DDG 28) y el Algonquin (DDG 283) que iban a ser dados de baja en 2015 y 2019 respectivamente. Mientras que los buques auxiliares HMCS Preserver (AOR 510) y el HMCS Protecteur (AOR 509) eran buques veteranos con cuarenta años de servicio que iban a ser dados de baja en 2016 y 2017 respectivamente. En agosto del año pasado, precisamente, tuvo lugar una colisión entre el Algonquin y el Protecteur que afectó principalmente al buque auxiliar y que aceleró la decisión anunciada ahora.

Navantia participa actualmente en el programa Canadian Surface Combatant (CSC), que contempla el suministro de tres destructores y de doce fragatas, en colaboración con la estadounidense Lockheed Martin y aprovechando la experiencia materializada en las fragatas F-100 para la Armada española, las F-310 noruegas y los destructores AWD australianos. El CSC sustituirá a las fragatas clase Halifax y a los destructores clase Iroquois, por lo que se plantea la posibilidad de dos tipos de buques que empleen el mismo casco y que incluyan avanzadas capacidades de defensa aérea, lo que beneficiaría a Navantia por contar con el sistema Aegis de Lockheed Martin, instalado en los tres buques mencionados.


Según nos confirman desde la empresa española, se espera que antes de que finalice el año se concrete el RFI (Request For Information) esperándose para la segunda mitad del año que viene la RFP (Request For Proposal) Canadá tiene en marcha un ambicioso programa de modernización de su Marina denominado National Shipbuilding Procurement Strategy (NSPS) valorado en 32.900 millones de dólares. Entre los buques que se construirán hay también dos de transporte multipropósito denominados Joint Support Ships (JSS) para los que Navantia presentó una oferta basada en el buque Cantabria. Sin embargo el gobierno canadiense decidió encargar la fabricación directamente a un astillero canadiense usando el diseño de la clase Berlín de ThyssenKrupp Marine Systems Canada. (J.N.G.)

Fotografías:
·Fragata Fridtjof Nansen (F-310).
·La fragata española Cristobal Colón.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.