Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Morenés quiere impulsar las fusiones en el sector empresarial de la Defensa con Navantia e Indra como referentes

(defensa.com) Antes de fin de año. Los planes del Ministerio para fomentar, relanzar o impulsar un proyecto de reestructuración de la industria de Defensa española, de los que Morenés habló en entrevista concedida al diario ABC,  tienen en el horizonte del próximo mes de diciembre, antes del Consejo Europeo, una fecha de concreción. El Consejo Europeo del 19 y 20 de diciembre  es para el ministro de Defensa español una cita clave para el impulso de la industria de defensa nacional.

Antes de ese encuentro, en el que Europa  abordará  el desarrollo de una industria europea que atienda a las necesidades de los países y sea capaz de competir con las grandes compañías mundiales, Morenés quiere avanzar en los cambios de un sector que en España carece de la dimensión necesaria para “competir con los grandes monstruos de la Defensa del mundo: Lockheed Martin, Boeing, BAE, Thales o EADS”, explicó a ABC. En ese contexto, Morenés  llegará al Consejo consciente de que “no puede diseñarse una política de defensa europea que favorezca a unos países y que sea perjudicial para otros”, advierte.

De manera concreta, el ministro detalló al rotativo español que  “ya estamos hablando con los responsables de la industria nacional y su representante, la patronal TEDAE .También hemos hecho algún movimiento estratégico en cuanto a participación en la industria española. El Estado ya estaba en Navantia [con el 100%] y tiene una participación en Indra [en verano la SEPI adquirió el 20,1% que poseía Caja Madrid] que le va a permitir desde ahí adoptar las decisiones para reforzar a la industria nacional antes de entrar en otra disquisición de tipo internacional”.

Preguntado por Esteban Villarejo respecto a la existencia o no de fusiones en ciernes, Morenés aseguró que:  “Todavía es prematuro hablar de las formas jurídicas que adoptará este proceso interno. Si tiene que ser un consorcio, si tiene que ser una unidad de interés económico o una sociedad… Pero es un proceso que hay que lanzar. Un proceso que pasa por la identificación de las capacidades más competitivas, por la priorización de las inversiones en I+D+i, la búsqueda de nichos en los que somos excelentes y por la conservación de cualquier capacidad en la que realmente apostemos. Todo ello desde una perspectiva de impulso, no de proteccionismo nacional. Tenemos que consolidar la dimensión industrial necesaria para competir con los grandes monstruos de la industria defensa. Debemos ser más fuertes. Necesitamos una industria de defensa más fuerte. Uno muy débil no puede unirse a uno muy fuerte. Creo que ahí nuestros industriales, nuestros empresarios industriales tienen que entender que ese es el camino a seguir. En ese sentido, este Ministerio va a impulsar, pero también va a exigir a la industria como cliente, como promotor de esa industria, y como financiador de aspectos de esa industria, que todo el dinero que dedica España para su Defensa y a la industria de su Defensa tenga una contrapartida, como por cierto hicieron Estados Unidos y Francia hace muchos años”.

Con una anécdota histórica del que fuera secretario de Defensa de EEUU entre  1981-1987, Caspar Weinberger, ilustró el ministro su objetivo: “Cuando el señor Weinberger dijo a las cincuenta y tantas empresas de Defensa que había en EE.UU., o más, “el año que viene por estas fechas, cuando yo les invite a cenar, en esta mesa en la que hoy hay ciento y pico personas, va a haber doce. Arréglenselas ustedes como puedan”. Les dio un mensaje muy claro. Al final hubo 12”.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.