Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El ministro de Defensa en el Centro de Experimentación de ‘El Arenosillo’

El ministro de Defensa en funciones, Pedro Morenés,  visitó ayer el Centro de Experimentación de ‘El Arenosillo’ (CEDEA) ubicado en la provincia de Huelva y perteneciente al Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA), Organismo Público de Investigación adscrito al Ministerio de Defensa. Tras asistir a una presentación sobre las capacidades del CEDEA a cargo del director general del INTA, teniente general Ignacio Azqueta, el ministro se dirigió al Centro de Control de Operaciones donde se gestionan en tiempo real los ensayos con datos, imágenes e información recibidas del personal, equipos y sistemas implicados en dichos ensayos.

A continuación se trasladó a la plataforma de lanzamiento de aviones para conocer los sistemas trayectográficos, un equipo optrónico (seguimiento automático, radárico, óptico e infrarrojo), un radar de seguimiento (de largo alcance para evaluación de sistemas) y los aviones (RPAS) DIANA y SCRAB II. El DIANA desarrollado por el INTA, es un avión táctico de altas prestaciones líder en tecnología mundial, velocidad hasta 800 km/h y 100 km de alcance mientras que el SCRAB II, de fabricación nacional  alcanza una velocidad de hasta 380 km/h y 100 km de alcance. Posteriormente, Morenés ha observado desde la sala de control de aviones tripulados en remoto una operación de ensayos real. Para finalizar ha visitado una exposición de material de vuelo en el hangar de aviones.

El Centro de Experimentación de ‘El Arenosillo’ (CEDEA) tiene sus orígenes en un acuerdo de cooperación entre la NASA y la Comisión Nacional de Investigación del Espacio (CONIE) Española, en 1964. La NASA requería de España un emplazamiento para instalar un campo de lanzamiento de cohetes meteorológicos con los que estudiar la dinámica estratomesosférica, es decir, la variación del viento y la temperatura en los primeros 100 km. de altura. En 1965, la CONIE encargó al INTA crear, organizar, operar y mantener un campo de lanzamiento de cohetes para cumplir los objetivos de dicho acuerdo. El lugar elegido fue ‘El Arenosillo’, por su posición geográfica y sus numerosos días al año de cielo despejado.

La NASA cedió equipos radar y meteorológicos y rampas de lanzamiento para cohetes Judi Dart. El INTA agregó los medios para el lanzamiento de cohetes Skua. El campo entró en servicio en octubre de 1966 con el lanzamiento de prueba de un cohete de sondeo. Estas actividades continuaron en los años siguientes.

Desde 1966 hasta 1974 se lanzaron 321 cohetes de sondeo. Entre 1975 y 1994 se lanzaron 236, en línea con la tendencia internacional a disminuir estos lanzamientos en beneficio de la investigación y del desarrollo de satélites. Pero, sobre todo, ‘El Arenosillo’ se convirtió en un campo de lanzamiento de cohetes internacional para estudios muy diversos y en distintas capas atmosféricas, con la presencia de numerosos organismos de investigación europeos y norteamericanos. El INTA, por su parte, lanzó prototipos de cohetes propios (INTA 255, INTA 300, INTA 100).

Hoy en ‘El Arenosillo’ se desarrollan tres líneas de trabajo claramente diferenciadas:

•Fomento de las energías renovables, para lo que se dispone de un laboratorio donde se llevan a cabo ensayos y proyectos que fomenten ese tipo de energías.

•Ensayos atmosféricos, que son llevados a cabo aprovechando el entorno privilegiado del Centro.

•Lanzamiento de cohetes de sondeo, área que ocupa el mayor porcentaje de la actividad a través del CEDEA (Centro de Experimentación de ‘El Arenosillo’).


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.