Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

MiG-21: El guerrero que surgió del frio

En el marco del excelente trabajo de restauración que realiza el Museo de Aeronáutica y Astronáutica de España, dentro de su amplia colección de aeronaves le ha tocado el turno a una de las que podíamos considerar más extrañas al Ejército del Aire español, nada menos que un caza de diseño y fabricación soviética Mikoyán-Gurévich MiG-21 PFM, que la OTAN designaba como “Fishbed-F”.

La aeronave, que perteneció a la Fuerza Aérea de la desaparecida RDA (República Democrática de Alemania), llegó al Museo del Aire cedida por la Luftwaffe alemana, que incorporó todas sus aeronaves tras la reunificación germana oficializada en 1990.

El conocido habitualmente como “Museo del Aire” tiene sede en Madrid y está adscrito al SHYCEA (Servicio Histórico y Cultural del Ejército del Aire), recibió en 1994 desde Alemania  además un MiG-23 y un Sukhoi Su-22, que desde entonces están expuestos en la parte exterior de sus instalaciones. Por dicha razón, llevan más de 20 años expuestos a las condiciones climatológicas madrileñas, muy duras tanto en invierno como en verano y se han ido degradando sobre toda la pintura de las aeronaves.

Gracias a la política de subvenciones puesta en marcha por el SHYCEA, se ha podido financiar la restauración de este MiG-21 de tercera generación, que ha incluido volver a pintar la aeronave y pulir el plexiglás de la cabina, por lo que parece una aeronave nueva, aunque obviamente no vuela.

La aeronave, durante su periodo activo, operó en varias de las escuadra de caza o JG (Jagdfliegergeschwader) como fueron las JG-3 y la JG-7,antes de pasar al final de su vida operativa, destinado a la unidad de cazabombarderos o JAG-15 (Jagdfliegerausbildungsgeschwader 15)  que tenía sede en la base aérea de Rothenburg, al este de Alemania junto a la actual frontera polaca. La instalación dejó de ser una base operativa en octubre de 1990, dándose de baja las aeronaves allí destinadas, incluida la del museo, que fue renumerada por parte de la Luftwaffe como 22 26, aunque jamás volvió a volar. Fue precisamente con está numeración con la que llegó la aeronave a España aunque se ha recuperado el numeral 740 rojo, que usaba cuando estaba operativo con la aviación militar del ejército popular nacional de la RDA, o Luftstreitkräfte der NVA (Nationalen Volksarmee). (Julio Maíz Sanz).

Fotografías:

  1. Imagen desde arriba del MiG-21 nuevamente pintando, conservando las insignias de la extinta Fuerza Aérea de la RDA. Foto: Julio Maíz/defensa.com
  2. Detalle de la cabina del MiG-21. Foto: Julio Maíz/defensa.com
  3. Vista frontal el aerodinámico MiG-21 PFM. Foto: Julio Maíz/defensa.com

Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.