Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Mejoras en los F-18 del Ejército del Aire

En fechas recientes hemos conocido tres programas de mejora en las capacidades de los EF-18 (designación interna C.15) del Ejército del Aire. En primer lugar Indra Sistemas se encargará de la modernización del simulador de vuelo del EF-18 (C.15) del Ejército del Aire, concretamente la mejora del sistema de representación visual y la cura de obsolescencia. La licitación tiene un importe de 1.722.8375, euros incluyendo impuestos. Se han establecido dos anualidades para 2017 y 2018 de 1.565.000 y 157.837,50 euros respectivamente y se ha determinado un plazo de ejecución de un año. Los simuladores de vuelo del C.15 se encuentran en la base aérea de Torrejón (Madrid) en el caso del Ala 12 y la base aérea de Zaragoza en el del Ala 15.

Indra es la autoridad de diseño del simulador de este avión de hecho ya había sido elegida en anteriores ocasiones para tareas de modernización de estos simuladores como en 2008 cuando se adaptó a la OFP06E y se implantó la nueva capacidad MIDS (Multifunctional Information Distribution System), un sistema de transmisión de datos tácticos Link 16 y el enlace de datos táctico TDL (Tactical Data Linkt). Esta actualización tuvo un coste próximo a los dos millones de euros. Más reciente es la adjudicación de otro contrato similar al ahora adjudicado relativo a la Fase I de esta mejora valorado en 1.480.000 euros.

La empresa ha desarrollado sistemas de simulación para aeronaves militares que cumplen las especificaciones más estrictas como las de FFS, EASA y FAA nivel D. Para el Ejército del Aire ya desarrollado simuladores para el Eurofighter Typhoon, el EF-18, los transportes A-400M o C-130, además el entrenador C-101 o el apagafuegos CL-415. Indra también será responsable del diseño, implementación y verificación de la edición 3 del STANAG 4193 en el CIT-M del C.15 por un importe de 1.250.000 euros y una duración de tres años. Igual que sucede en el área de simuladores, para el Ejército del Aire Indra Sistemas es la única empresa con conocimiento pleno del equipo CIT y sus funcionalidades operativas desde el punto de vista técnico.

La tecnología CIT corresponde a Combined Interrogator and Transponder se refiere a los modos avanzados de los interrogadores IFF o amigo-enemigo de los aviones de combate C.15. El transpondedor CIT incluye encriptación en la señal de identificación y por tanto mayor seguridad ante interferencias. Entre el catálogo de productos de Indra encontramos los interrogadores/transpondedores integrados de la familia Mk-XIIA. Precisamente la Edición 3 del STANAG 4193 define las características técnicas de los interrogadores y transpondedores IFF del tipo Mk-XIIA.

En abril de este año Indra se adjudicó un acuerdo marco del Ejército del Aire valorado en 11,6 millones de euros para la actualización de los sistemas IFF de los F-18, en el que se englobaría el contrato ahora adjudicado.

Rover 5i

Por su parte Tecnobit será responsable de la incorporación a la flota de C.15M del Rover 5i o superior por un importe de 250.000 euros y un plazo de ejecución que finaliza el 15 del próximo mes de noviembre. Recordemos que en noviembre de 2015 el Ejército del Aire aprobó la integración del Rover 5 de L-3 junto al casco presentador de datos Scorpion de Thales en el F-18 (C.15).

Recordemos que la Operational Flight Program 08E del avión de combate C.15 del Ejército del Aire, incluía entre otras mejoras, la inclusión del sistema Rover embarcado en el pod de designación de objetivos Litening. Las siglas ROVER corresponden a Remote Operational Video Enhanced Receiver, un equipo desarrollado por la empresa L-3 que se compone principalmente de un ordenador portátil rugerizado y una radio con capacidad de transmisión de datos, además de varias antenas. En la pantalla de este ordenador se pueden recibir las imágenes captadas por el pod de designación de objetivos Litening que opera el Ejército del Aire y permite la colaboración entre el piloto del avión y el controlador en tierra. Este último puede analizar las imágenes de la superficie buscando objetivos que pueden ser marcados fácilmente en la pantalla para que a su vez los vea el piloto. De esta manera se pueden coordinar con precisión las misiones de ataque a tierra.

La versión elegida por el Ejército del Aire es la 5i (o superior), que ha reducido su tamaño frente a las versiones iniciales, ya que es del tamaño de un ordenador portátil de pequeño tamaño que enlazado a una radio definida por software puede recibir y transmitir información encriptada con el avión.

Se ha convertido en una herramienta de gran utilidad en conflictos recientes como el de Afganistán o Irak, donde se han podido coordinar ataques a tierra incluso cerca de tropas propias o dar a apoyo a unidades de fuerzas especiales con precisión quirúrgica. De hecho, en sus últimas misiones, la OTAN ha obligado a los aviones de ataque a tierra a disponer de estos sistemas para facilitar el trabajo de los controladores de Ataque Terminal Conjunto en tierra o Joint Tactical Air Controller (JTAC). (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·Dos F-18 realizando una precisa maniobra de vuelo en formación (Ejército del Aire)

·Los equipos CIT-18 y CIT-20 (Indra)

·ROVER 5i (L3)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.