Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


La Armada española en Letonia

La Fuerza Marítima Permanente  1 de la OTAN (Standing NATO Maritime Group 1 o SNMG1) se encuentra en Riga, la capital de Letonia, mostrando la solidaridad de la Alianza Atlántica con los países de la zona del Mar Báltico. Esta formación está compuesta por la fragata  “Álvaro de Bazán” (F-101) que actúa como buque de mando, la fragata del Tipo 23 HMS Iron Duke (F234) y el Buque de Aprovisionamiento de Combate (BAC) “Cantabria” (A-15), también de la Armada Española. Antes de su llegada a Riga la agrupación ha estado realizando ejercicios multinacionales en el Mar Báltico, tanto con unidades navales como aéreas de países de la región, comprobando la interoperabilidad con estas unidades.

La SNMG1 está comandada desde diciembre del año pasado por el contraalmirante José Enrique Delgado Roig que anunció en la capital letona que se producirían reuniones con autoridades locales. Los buques están además abiertos para que puedan realizarse visitas guiadas que incluyen demostraciones de algunos de sus sistemas.

España ejerce durante este año el mando táctico de esta agrupación que participó en el ejercicio Dynamic Guard entre el 14 y el 19 de febrero y participará en el ejercicio Joint Warrior 2016 que tendrá lugar entre el 11 y el 23 de abril.

La fragata “Álvaro de Bazán” incorpora el estado mayor de la SNMG 1, una unidad aérea embarcada, un equipo operativo de seguridad de infantería de marina y un refuerzo de personal sanitario. Al frente de la fragata “Álvaro de Bazán” y el “Cantabria” están los capitanes de fragata Ignacio Paz García y Santiago de Colsa Trueba. En abril será relevada de esta agrupación por la “Méndez Nuñez” (F-104). (José Mª Navarro García)

Fotografías:

·La fragata Alvaro de Bazán y el buque de aprovisionamiento de Combate Cantabria en Riga (OTAN)

·Una visita a la “Álvaro de Bazán” (OTAN)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.