Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Juicio en Francia contra los piratas somalíes que detuvieron los miembros de la FGNE española

Los siete piratas somalíes que fueron capturados durante una espectacular misión aeronaval de los miembros de la Fuerza de Guerra Naval Especial (FGNE) de la Armada española en aguas del Cuerno de África se enfrentan a la justicia en Francia.

Los hechos se remontan a septiembre de 2001, cuando piratas somalíes asaltaron el catamarán “Tribal Kat propiedad del ciudadano francés Christian Colombo al que asesinaron y a cuya  mujer secuestraron. Tras el asalto, y perderse la comunicación con la pequeña embarcación de recreo, se inició la búsqueda que dio como resultado la localización del esquife de los piratas, en el que además era conducida a tierra firme  la  rehén, por parte de un Airbus Helicopters AS565 Panther de la Marine Nationale francesa, y seguido posteriormente por un P-3C Orion de la US Navy, que fue dando la posición al dispositivo de la operación Atalanta.

Posteriormente, y tras el seguimiento y comprobar que la rehén viajaba a bordo por parte de un helicóptero Sikorsky SH3D Sea King de la Armada, se activó el equipo de la FGNE, que al igual que la aeronave estaban basados en el LPD Galicia (L-51), que en aquel momento estaba asignado a citada operación de la UE contra la piratería en aguas del Indico cercanas a Somalia.

Tras una brillante operación, en la que se rescató a la rehén francesa, Evelyne Colombo, se capturaron a los siete piratas, además de abatir a dos que abrieron fuego con sus AK-47 contra el equipo de la FGNE.

Una vez trasladados tanto la citada ciudadana francesa, como los piratas, siguiendo los procedimientos para casos de piratería en el marco de la Operación Atalanta, se decidió entregarlos a las autoridades francesas. Así, tras reunirse la fragata de la Marine Nationale Surcouf con el Galicia, tras inhibirse la Audiencia Nacional de España en favor de los tribunales galos, se entregaron a los asaltantes, además de las evidencias encontradas del esquife que quedo semi-hundido tras ser alcanzado por los disparos del equipo de la FGNE, que serían una de las principales pruebas de cargo en el actual juicio.

Tras casi cinco años, con una celeridad propia de los tribunales españoles, la justicia francesa iniciaba el pasado martes 29 de marzo el juicio contra estos asaltantes. Las sesiones duraran al menos dos semanas, y aunque los cargos se limitan al asalto y secuestro de las citada Evelyne Colombo, la fiscalía francesa solicita una condena de cadena perpetua.

La victima describió recientemente a los medios galos las terribles condiciones de su secuestro, y volvió agradecer a la Armada su liberación. Una acción que generó el correspondiente oficial, cuya principal ceremonia tuvo lugar en febrero de 2013, cuando el entonces Príncipe de España, Don Felipe presidia la entrega de la Cruz del Mérito Naval con Distintivo Rojo al entonces capitán de Infantería Rafael López de Anca García, que estuvo al mando del citado equipo, o estol, de la FGNE, y que además se tiró al mar, en dos ocasiones para salvar la vida de la citada víctima.

Igualmente durante aquel acto militar, que se realizó en el Muelle de Alfonso XII de la ciudad de Cartagena, por su participación en esta operación de rescate también han recibido el distintivo a la Orden General, dos cabos primeros, un cabo, y dos soldados que formaron parte de aquel equipo de la FGNE. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Armada.

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.