Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El INTA prueba la tecnología de protección de depósitos de combustible de SPP

El pasado mes de mayo tuvieron lugar en el Campus La Marañosa del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial (INTA) una serie de ensayos para probar la tecnología de protección de depósitos de combustible comercializados por la empresa española Sistemas de Protección Pasiva (SPP). La empresa comercializa dos productos destinados a incrementar la seguridad de los depósitos de combustible empleados en vehículos militares, tanto para combustible diésel como gasolina. Por un lado el recubrimiento exterior autosellante  al paso de determinados proyectiles Pyrotect,  y por otro de Explostop, unas bolas metálicas de una aleación especialmente fabricada por una empresa española, Aludium, que mejora la seguridad contra explosiones e incendios en depósitos cerrados  de combustibles., tanto líquidos como gaseosos. No incrementa el peso del depósito debido a sus  45 grs/ litro . ni su  volumen , haciéndolo en tan solo el 2 %.

Estas tecnologías reaccionan físicamente, con Pyrotect se reducen o anulan los orificios de entrada y salida de los proyectiles , lo que permite aumentar la autonomía del vehículo al reducir o anular las pérdidas de combustible y con Explostop se evita que exploten por impacto de proyectiles perforantes e incendiarios , así como el fuego de un incendio que pueda recibir del exterior( cóctel molotov, bombas incendiarias,etc). Ambas tecnologías se pueden aplicar sobre depósitos de combustible de aluminio o acero normal, incluso acero blindado.

Las pruebas consistieron en la realización de disparos con diferentes calibres y características sobre depósitos de diversos tipos, con diésel o gasolina, con o sin el recubrimiento y aplicando o no Explostop, para comprobar el correcto funcionamiento en cada caso. Fueron asignadas al Departamento de Sistemas de Armas y Balística de la Subdirección General de Sistemas Terrestres del INTA siguiendo el plan de ensayos diseñado y suministrado por la empresa. Se siguió la normativa OTAN, concretamente el STANAG 4241 Ed. 2 “Bullet Impact, munition test procedure”. También se aplicó el procedimiento interno del INTA relativo al impacto de bala sobre municiones, ajustado a las características del ensayo.

Las pruebas tuvieron lugar en la plaza de ensayos del Área de Modelado y Simulación en el Campus La Marañosa y para registrar correctamente los datos se emplearon cámaras de video de alta velocidad, cámaras de video y radar para calcular la velocidad tanto de salida como de impacto del proyectil. Se probaron dos tipos de depósitos de combustible, uno de aluminio lleno de bolas de Explostop y recubrimiento autosellante exterior Pyrotect y otro  un depósito de acero con blindaje Mars 240 y un espesor de 4,2 mm, rellenado con bolas Explostop. Ambos depósitos tienen una capacidad de 18,5 litros de combustible pero se llenaron a un tercio de su capacidad con gasoil y gasolina 98.

Se empleó un arma de laboratorio con municiones de 7,62 x 51 mm. ordinaria y perforante, munición rusa 7,62 x 39 mm. perforante e incendiaria y 5,56 x 45 semi perforante, munición habitualmente utilizada en zonas de riesgo. Se realizaron dos disparos desde 25 metros a cada depósito de aluminio, uno en la zona líquida donde estaba el combustible y otro en la zona de los gases, mientras que a los depósitos de acero se les hizo un único disparo en la zona de gases.

Las pruebas resultaron muy satisfactorias en todos los depósitos protegidos con explostop donde ninguno explotó tal y como muestran las siguientes instantáneas, en la prueba más agresiva con bala incendiaria.

En relación al autosellado de Pyrotect debemos señalar que en todas las entradas no se produjo ningún derrame, registrándose solo pérdidas mínimas de combustible entre 0,42  a 0,36 litros/ hora  en dos de los ensayos, concretamente en los que se había empleado la munición 7,62 perforante, mientras que se en las salidas de la bala incendiaria  7,62 mm y 5,56 mm se cerraron.

Esto supone un gran avance en el que un depósito sin protección puede vaciarse en pocos minutos  y quedar inutilizada su marcha a estar protegido con autosellante llegando a mantener  su volumen o tener pequeñas pérdidas que le permiten seguir operando o escapar de la zona de riesgo.

Protegiendo los VAMTAC  ST5

En  la actualidad SPP está protegiendo los VAMTAC  ST5 que Urovesa está suministrando al  Ministerio de Defensa y embarcaciones marítimas para la Royal Navy de Arabia Saudita. Según ha podido saber defensa.com en el Acuerdo Marco del suministro de vehículos autobastidores de 1.500 kg de carga útil se incluía la especificación de que el depósito de combustible contemple medidas que eviten sobrepresiones, fatigas por el movimiento de combustible y mínimos riesgos de incendio y explosión frente a impactos de munición ligera. Entonces UROVESA, que se adjudicó dicho Acuerdo marco propuso utilizar las bolas Explostop suministradas por Sistemas de Protección Pasiva SPP con motivo de la seguridad que aportaron las pruebas realizadas en los laboratorios del Ministerio de Defensa en el 2009

En ese sentido la  Sección de Plataformas Terrestres de la Subdirección de Sistemas de Armas, Direccion de Adquisiciones del Ejército de Tierra reconoce que la utilización de estas bolas en el relleno de los depósitos desde 2012 hasta la fecha en los más de 500 vehículos adquiridos no ha generado ningún problema en el correcto funcionamiento de los VAMTAC ST5. (José Mª Navarro García)

Fotos: Suministradas por SPP


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.