Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Infantería de Marina española planea dotarse de Piranha V armados de torres con un cañón de 120 mm.

La Armada está planeando dotar a su Infantería de Marina con un blindado 8x8, muy posiblemente el Piranha V,  armados con una torre equipada con un cañón de 120 mm, con lo que podrá recuperar la capacidad que le daban sus veteranos carros de combate norteamericanos M-60A3. Desde hace años la 11ª Compañía de Carros de Combate de la Brigada de Infantería de Marina/Tercio de Armada (TEAR), que estaba equipada con carros de combate M60A3 TTS (Tank Thermal Sight), está desactivada. No obstante, los profesionales del Batallón de Desembarco Mecanizado (BDMZ-III),  a cuyo organigrama pertenece la Compañia, mantienen operativos unos cuantos de estos carros, a la espera de una futura asignación de nuevo material con el que reactivar la Compañía.

Actualmente,  la Armada, tras desechar dotarse de “nuevos”  carros de combate para no incorporar otro sistema a sus cadenas de sostenimiento/mantenimiento, tiene preparado un DNO (Documento de Necesidad Operativa) que prevé hacerse con vehículos 8x8 para recuperar plenamente dicha capacidad. El Documento,  que se enviará “dentro de poco” a la DGAM (Dirección General de Armamento y Material),  contempla que la alternativa del Programa VCR  (Vehículo de Combate de Ruedas) 8x8 para Infantería de Marina sería  sustituir a los citados carros de combate. 

La información facilitada por la Armada, durante una reciente rueda de prensa, se dio ante la pregunta del seguimiento que hace la institución castrense del referido programa de la DGAM, que de momento prevé dotar al ET (Ejército de Tierra) de un moderno sistema 8x8, basado en el Piranha V de la empresa General Dynamics European Land Systems -Santa Bárbara Blindados (GDELS-SBS).  El número de unidades, que serían del Piranha V,  que requiere la Infantería de Marina sería pequeño, en torno a la quincena, aunque suficientes para reactivar mejoradas las capacidades que daba la Compañía de Carros de Combate, con un 8x8 dotado de una torre de 120 mm. Además los infantes de Marina ya cuentan con un total de 39 vehículos Piranha III, de diferentes versiones, de los que la mayor parte están asignados al citado BDMZ-III.

Realmente no existen demasiadas opciones de torres equipadas con cañones de 120 mm, básicamente existen dos modelos equipadas con este potente arma la de OTO Melara (integrada en Leonardo) y la de la empresa belga CMI Defence. En ambos casos la pieza integra un sistema HP (High Pressure) que hace que reduzca el retroceso asociado a los disparos y evite el riesgo de vuelco del vehículo. Así OTO Melara presenta una de 120/45 mm asociada a su Centauro II, mientras que la compañía del Benelux, cuenta con su polivalente  torre Cockerill XC-8, que puede albergar tanto un cañón de 105 mm como de 120 mm. Estamos ante torres tripuladas por dos personas, que pueden emplear toda la munición estandarizada de la OTAN de este extendido calibre en los carros de combate occidentales, aunque también pueden lanzar misiles por el tubo conocidos como GLATGM (Gun Launched Anti-Tank Guided Missile). Precisamente CMI Defence ha desarrollado un misil de la citada categoría, denominado Falarick 120, que permite destruir de forma efectiva un blindado pesado a una distancia de 5 kilómetros.(Julio Maíz)

Fotografía: Un “Rosomak” 8×8 polaco dotado con la torre de CMI Defence Cockerill XC-8 armada con un cañón de 120mm.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.