Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


La industria española de Defensa, Aeronáutica y Espacio facturó 9.700 millones de euros en 2015

La facturación de las empresas de Aeronáutica, Espacio y Defensa de TEDAE alcanzó en 2015 los 9.700 millones de euros y su contribución al PIB industrial se situó en el 5,8%. Y si ambas cifras reflejan un ligero crecimiento con respecto al ejercicio anterior, la de empleo, con 54.448 profesionales  de alta cualificación trabajando en estos sectores, es la que ha tenido un incremento más relevante: del 8,9%. “ Nos satisface especialmente – afirmó Adolfo Menéndez, presidente de TEDAE-  que hayan sido contratadas 4.454 personas a lo largo del pasado año, dada la necesidad que tiene  nuestra sociedad de crecimiento de empleo sólido”.

Del total de facturación consolidada, el 8% corresponde a Espacio, el 12% a Defensa Terrestre y Naval, el 41% a Aeronáutica civil y el 39% a Aeronáutica de Defensa.  Y por mercados, la cifra de negocio total se distribuye así: Civil, 4.700 millones de euros, y Defensa 5.000.

La inversión en I+D+i de los sectores de TEDAE se mantuvo en el 12%, al tiempo que realizan el 7,6% de todo el gasto en Innovación que se hace en España. De hecho,  las industrias de Aeronáutica, Defensa, Seguridad y Espacio son tres veces más productivas que la media nacional.

Adolfo Menéndez destacó que los sectores de TEDAE han crecido ocho veces más rápido que el resto de la economía española. “Nuestras industrias son un importante contribuyente a la economía nacional y europea en términos de fabricación, generación de tecnología avanzada, empleo cualificado, transferencia a otros sectores y superávit comercial. Son pilares de un nuevo modelo económico en tanto que están basados en la innovación y tecnologías propias, generan empelo estable y de calidad y resisten mejor los ciclos económicos adversos”.

El presidente de TEDAE afirmó que los retos de futuro de estos sectores industriales son seguir apostando por el I+D+i, la especialización, la competitividad orientada al cliente, la máxima eficiencia de las cadenas de suministro y ganar nichos en el mercado global. “Retos que abordaremos con entusiasmo –dijo-, pero para ello nuestras empresas necesitan estrategias industriales y políticas de apoyo a la I+D+i que trasciendan legislaturas y proporcionen la estabilidad necesaria, marcos regulatorios claros, igualdad de condiciones para competir en programas internacionales y seguir contando con el respaldo de nuestro Gobierno en las instituciones y mercados europeo e internacional”.

Defensa

En el sector industrial de Defensa, el volumen de actividad – que incluye las tecnologías y productos terrestres, navales y aéreos- se situó en 4.900 millones de euros,  empleó a 20.800 personas, magnitudes superiores a las del ejercicio anterior,  y la inversión en I+D+i fue del 8%. Un esfuerzo innovador considerable, frente al 1%  realizado por el conjunto de las empresas españolas.

Javier Pradere, Vicepresidente de Defensa de TEDAE,  destacó que cada euro invertido en Defensa genera 2,5 euros de actividad económica y que en los últimos años más del 40% de las empresas del sector realizaron innovaciones de forma continua, y que el 25% son solicitantes de patentes.

Respecto al futuro, Pradere señaló que se está dando un impulso al mercado europeo de Defensa, “ y las empresas españolas queremos participar activamente en ese proceso de consolidación industrial y tecnológica.“

“Los programas F110 y 8X8 – añadió- pueden ayudar a paliar los recortes de estos años, pero el último gran programa europeo fue el A400M. Es importante que Europa inicie algún gran programa para seguir siendo competitivos y se garantice una base de suministro europea”.

Aeronáutica

La industria aeronática española cerró 2015 con un volumen de negocio de 7.800 millones de euros y  una cifra de personas empleadas de 42.127,  un 4,5% más que el empleo de 2014.  La inversión en I+D+i alcanzó el 11%.

El Vicepresidente de Aeronáutica de TEDAE, Alfredo Martínez-Menéndez, calificó 2015 como “un año de transición, en el que el 50% de la facturación proviene de la aeronáutica civil y el 50% de la militar. Mientras que por productos, el volumen de negocio corresponde en un 76% a aeronaves, el 12% a motores y el 12 % a equipos.”

Respecto al futuro, el objetivo del sector está en reducir plazos de entrega, en seguir creando conocimiento y en abordar la Guía Estratégica 2015 -2025 del Sector Aeronáutico presentada a finales del año pasado.  “Y al igual que hacen los países de nuestro entorno – añadió el vicepresidente de Aeronáutica de TEDAE – solicitamos el apoyo soporte de las instituciones públicas para competir en igualdad de condiciones y mantener el liderazgo como potencia mundial en el ámbito aeronáutico”.

Espacio

Las empresas de Espacio cerraron el año 2015 con 750 millones de euros de facturación, el 80% de exportación y un empleo de 3.463 personas. En todas se produce un incremento respecto a 2014, mientras que el I+D+i se mantiene en el 12%.

Y es que parecen percibirse los primeros síntomas de la recuperación de la posición de España en la Agencia Espacial Europea ESA.

Adolfo Menéndez recordó que España participa en los grandes programas espaciales europeos e internacionales, que es socio de referencia de la ESA, que nuestra industria ocupa el 5º lugar en Europa y que en el mercado mundial está bien posicionada en el sector de infraestructuras espaciales, construcción de instalaciones de segmento terreno y de equipos espaciales de segmento vuelo.

El presidente de TEDAE anunció que próximamente se presentará la Guía Estratégica del Espacio en la que está trabajando la Asociación, al tiempo que hizo especial hincapié en la trascendencia para el sector espacial de la próxima Conferencia Ministerial de la ESA, que presidirá España el próximo mes de diciembre. “Cita –dijo- en la que confiamos que España ocupe el lugar que le corresponde participando en el conjunto de programas que suscriban en un porcentaje correspondiente a su PIB (8%)”.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.