Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Guardia Civil localiza un arsenal de bombas de la Guerra Civil

(defensa.com) Se trata de una de las mayores aprehensiones de explosivos de la Guerra Civil en toda España y han sido localizados en una finca privada de la localidad de Villastar (Teruel).En total se han incautado 125 proyectiles con carga, de los cuales 60 eran de artillería de distintos calibres, 32 eran granadas de mano, 13 granadas de mortero y 20 espoletas de proyectiles. Además se encontraron más de treinta proyectiles sin carga y munición variada de armamento ligero (fusiles).

Debido a la gran cantidad de artefactos, para su destrucción fueron necesarias varias explosiones controladas, que por su virulencia debido al tamaño de algunos de los proyectiles, se escucharon hasta en la capital turolense. Fue el pasado miércoles cuando un vecino de la localidad de Villastar (Teruel) puso en conocimiento de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Teruel, que poseía gran cantidad de bombas en una finca rústica situada en el extrarradio de la citada localidad.

Inmediatamente se trasladó a la zona el Equipo de Búsqueda y Localización de Explosivos (EBYL) de la Comandancia, certificando la veracidad de los hechos y la peligrosidad del almacenaje de los mismos, puesto que muchos de ellos, todavía estaban activos y con la carga explosiva intacta.

La propiedad estuvo custodiada en todo momento por agentes de la Guardia Civil para evitar que nadie pudiese acceder a la finca y evitar así cualquier peligro de detonación. La custodia del material se prolongó hasta primera hora de la mañana de ayer, cuando el GEDEX de la Comandancia de Zaragoza se hizo cargo del traslado y neutralización de los proyectiles, en una cantera habilitada al efecto situada a varios kilómetros de Teruel.

Durante el año 2014, hasta el día de hoy, el Equipo de Búsqueda y Localización de Explosivos (EBYL) de la Comandancia de la Guardia Civil de Teruel, ha atendido más de un centenar de incidencias relacionadas con artefactos explosivos, lo que supone una cada tres días aproximadamente. De ellas 99 han sido por hallazgos de artefactos explosivos reales y sólo 8 han sido negativas, bien por ser restos de artefactos ya detonados, bien por ser confundidos con artefactos peligrosos.

En esas incidencias se han destruido un total de 212 artefactos explosivos, provenientes todos ellos de la pasada Guerra Civil (proyectiles de artillería, granadas de mano, granadas de mortero, bombas de aviación…). También se han destruido 50 kilos de sustancias explosivas y 199 detonadores.

El material que aparece en la provincia abarca la práctica totalidad del empleado por ambos bandos durante la Guerra Civil. Tanto es así que durante el año 2009 apareció en el término municipal de Villarquemado (Teruel) una bomba de aviación que hasta la fecha no había sido catalogada en ningún otro lugar.

Es importante resaltar la extrema peligrosidad de estos artefactos. Si no se les somete a ninguna acción permanecen en estado “latente”, pero en caso de cualquier manipulación, por pequeña que sea, el resultado más probable es la explosión. En muchas ocasiones existe un exceso de confianza debido al aspecto deteriorado del artefacto por la acción del óxido y el paso del tiempo, pero la mayoría tienen intacta su carga explosiva y son muy peligrosos.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.