Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Guardia Civil se hace cargo de un misil Sidewinder caído en Canarias

El 23 de mayo la Guardia Civil del aeropuerto Tenerife Sur-Reina Sofía desplegó sus equipos de desactivación de explosivos (TEDAX) después de que aparecieran en el municipio gomero de Vallehermoso los restos de un misil aire-aire. Los medios de comunicación generalistas informaron de la “desactivación” del misil a cargo de los TEDAX de la Guardia Civil, mencionando incluso la terea de desactivación de la carga explosiva.

Sin embargo como se puede ver en las imágenes distribuidas por la Guardia Civil, se trata de un misil inerte, de hecho se puede identificar por la espoleta y las superficies de vuelo frontales como un misil aire-aire de corto alcance AIM-9 JULI del Ejército del Aire, con marcajes en castellano donde se aprecia “CABEZA DE GUERRA INERTE”. Por ello se trataría de un misil inerte, es decir que no dispone de cabeza de combate ni motor cohete pero si del sistema de guiado infrarrojo para que el piloto se adiestre en la adquisición de objetivos.

A fecha de hoy se desconocen las circunstancias en las que el Ejército del Aire habría perdido un misil como este que cayó sobre una zona civil. Independientemente de que porte cabeza explosiva o motor, los tres metros de longitud y más de 80 kg. de peso del misil podrían haber provocado una situación delicada si hubiera caído sobre una población.

También cabe preguntarse por la idoneidad de que la Guardia Civil se encargara de la gestión del misil ya que independientemente de la formación de sus técnicos de desactivación de artefactos explosivos, parece lógico que hubieran sido los técnicos del Ejército del Aire los que se hubieran encargado de la gestión de los restos del misil, impedientemente de que la Benemérita iniciara una investigación al respecto.

El misil AIM-9 JULI

El AIM-9 JULI es uno de los misiles aire-aire de corto alcance con que cuenta el Ejército del Aire, son el resultado de la modernización que realizó el CLAEX del Ejército del Aire junto a la empresa alemana BGT a los misiles de AIM-9P. A principios de los noventa se modernizaron en torno a 800 misiles que pasaron a tener unas prestaciones similares a las de la versión L más moderna. Esto se consiguió instalando un motor más potente, el sistema de guiado DSQ-29 de los modelos L y una nueva espoleta. Es del tipo “dispara y olvida”, cuenta con sistema de guiado infrarrojo según el cual el misil sigue la fuente de calor que emana de un objetivo y una vez se encuentran próximos, una espoleta láser activa la carga explosiva, de 12 kg. de peso. Su alcance máximo es de 18 km.

Gran parte de los AIM-9 JULI son empleados por los F/A-18A del Ala 46 del Ejército del Aire que se encuentra en la base aérea de Gando básicamente porque heredaron los stocks de estos misiles procedentes de los Mirage F-1 dados de baja que operaban en Canarias. También es empleado en los más modernos EF-18M durante ejercicios de tiro o maniobras, previsiblemente para reservar los más modernos AIM-9L. (Texto: José Mª Navarro García)

Fotografías:

·Los restos encontrados en Canarias (Guardia Civil)

·AIM-9 JULI inerte (internet)

·Un F-18 del Ejército del Aire equipado con misiles AIM-9 (Ejército del Aire)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.