Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Gobierno concede un crédito al Ministerio de Defensa de 1.318,4 millones de euros. El pago de los grandes programas se lleva más de la mitad

(defensa.com) El Consejo de Ministros del 1 de agosto autorizaba al Gobierno a  conceder un crédito de 1.318,4 millones de euros al Ministerio de Defensa para poder afrontar por un lado los pagos derivados de los programas especiales y por otro asegurar un mínimo de operatividad a las Fuerzas Armadas. Se recurre así de nuevo a un crédito extraordinario para afrontar compromisos y necesidades que deberían estar incluidas en los presupuestos del Ministerio de Defensa.

De estos 1.318,4 millones, 883,6 están destinados a los pagos derivados de la reprogramación de los programas especiales de armamento (los conocidos como PEAs) según la última reprogramación realizada por el Ministerio anunciada el año pasado. Hay que recordar que estos programas se financian de una manera particular ya que los fabricantes obtienen créditos del Ministerio de Industria que son reintegrados conforme se van entregando los sistemas fabricados. De esta partida, aproximadamente el 80 % del importe corresponde a pagos derivados del programa de avión de transporte A400M y el helicóptero de combate Tigre, ambos de Airbus.

30,5 millones serán asignados para asegurar el adiestramiento suficiente de la Fuerza Conjunta, nueva estructura de la que informamos a finales de enero de este año. De esta manera se pretende conseguir un mínimo de capacidad operativa, mermada por los años de crisis que han lastrado los presupuestos y que han reducido las partidas principalmente a las unidades que se encuentran en el exterior.

Una partida importante de este anuncio corresponde a la adjudicación al astillero Navantia de la construcción de dos nuevas unidades del Buque de Acción Marítima (BAM) por un importe de 333,4 millones, noticia de la que informamos en mayo. Destaca el hecho de que no ha trascendido si se trata de alguna de las variantes especializadas o si serán similares a los de la primera serie ya en servicio. Sorprende aún más que el importe de estos nuevos buques (166,74 millones cada unidad) sea mayor a los de los ya construidos y que el plazo de fabricación finalice nada menos que en 2019.

El Ejército del Aire recibirá 23,2 millones de euros para combustible que permita asegurar el cumplimiento de las misiones en el exterior de las aeronaves que se estén empleando. Se trata de un acuerdo de un año prorrogable a dos formado por dos partidas (una para los aviones que operen desde el aeropuerto de Bruselas y otro a los demás). Otros 28 millones serán destinados a un acuerdo marco de dos años de duración con el fabricante estadounidense General Electric destinado al mantenimiento de los motores de esta empresa en servicio en el Ejército del Aire.

Por último, nada menos que 29,4 millones serán asignados a la compra de cascos de combate para las tres ramas de las Fuerzas Armadas. (J.N.G.)



Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.