Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

España clave en la entrega desde EEUU de un nuevo lote de Super Tucano a Afganistán

La Fuerza Aérea de los Estados Unidos hacía público que el 20 de marzo llegaban en vuelo a Kabul cuatro nuevos aviones de ataque ligeros Super Tucano A-29 que serán operados por la Fuerza Aérea de Afganistán. España ha desempeñado un papel clave de en la entrega, en el marco de la creciente aportación del Gobierno español a la lucha contra el terrorismo. La Fuerza Aérea Afgana o Afghan Air Force (AAF) está en curso de recibir un total de veinte aviones de ataque ligero  brasileños Embraer A-29 Super Tucano, construidos bajo licencia en Estados Unidos por la empresa Sierra Nevada Corporation (SNC), como ya informó defensa.com

Con este nuevo lote de cuatro Super Tucano,  entregados en el aeropuerto Internacional de Kabul el 20 de marzo, son ya una docena los que operan en el seno de la AAF, donde actúan en misiones Close Air Support (CAS) y de counter-insurgency (COIN) en apoyo de las fuerzas terrestres contra los talibanes y/o los terroristas yihadistas.

Para posibilitar la llegada de estos aparatos a Afganistán, la instalación aeronaval española de Rota (Cádiz) ha sido decisiva. A esta base de la Armada española habrían llegado a principios de marzo las aeronaves a bordo de un barco desde Estados Unidos, aunque el A-29 tiene una magnifica autonomía, carece de capacidad de reabastecimiento en vuelo, y su cruce del Atlántico Norte se hace complicado. Una vez en la instalación gaditana, de utilización conjunta entre la US Navy estadounidense, que la designa Naval Station Rota, tras los oportunos acuerdos y contraprestaciones con el Gobierno de España, los cuatro A-29 fueron puestos en vuelo, realizándose las pruebas en los alrededores de la base, bajo la presumible supervisión del personal de la United States Air Force (USAF), y la empresa SNC.

Una vez completados los vuelos de test, el pasado 10 de marzo, iniciaban su largo periplo hasta Kabul, mediante una primera etapa entre la base de Rota, sede de la Flotilla de Aeronaves (FLOAN)  de la Armada, y la Base Aérea de Son San Joan (Palma de Mallorca). A la instalación de la región insular balear, que pertenece al Ejército del Aire, llegaban los aviones afganos a primera hora de la tarde, donde apenas pararon una hora para repostar y seguir camino hacia el este. Mientras los aparatos rodaban fueron fotografiados por Antonio Pou Marti, pudiéndose comprobar que sus numerales 13-2017, 13-2018. 13-2019 y 13-2020 se corresponderían con los cuatro últimos salidos de la línea de montaje de SNC sita en Jacksonville (Florida).

Los otros siete restantes, tras perderse uno en accidente el pasado  6 de marzo, se encuentran en la Base de la USAF de Moody en Georgia (Estados Unidos) para su uso como plataformas de entrenamiento de los pilotos afganos antes de su traslado a Kabul.

La aportación de las infraestructuras de las Fuerzas Armadas española, que prácticamente hasta la llegada de la ministra María Dolores de Cospedal, apenas habían sido puestas en valor, han sido de nuevo claves para apoyar la lucha contra el terrorismo. Aunque un escenario como Afganistán, donde actualmente están destinados 20 militares españoles que participan en la operación Resolute Support, parezca lejano es clave para la lucha global contra el fanático terrorismo islámico. (Julio Maíz Sanz)

Fotografía: Uno de los Embraer/SC A-29 Super Tucano en Son San Joan (Mallorca). Foto: Antonio Pou Marti.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.