Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La élite del paracaidismo militar español se reúne en León para participar en el Lone Paratrooper 17

León acoge desde el 3 de mayo el ejercicio internacional  Lone Paratrooper 17, liderado por la Brigada Almogávares VI de Paracaidistas (BRIPAC), que se centra en las técnica de saltos paracaidistas a gran altura, militarme denominados como HAHO y HALO. La Base Aérea de Virgen del Camino León perteneciente al Ejército del Aire se ha convertirá en el escenario para la puesta en marcha de esta nueva edición del ejercicio Lone Paratrooper, que este año también incluye participación internacional, con fuerzas de Francia y Portugal.

La mayoría de los en torno a 150 participantes, que están cualificados en las técnicas de saltos High Altitude High Opening (HAHO) y High Altitude Low Opening (HALO), pertenecen a las Fuerzas Armadas españolas. Así, entre los equipos que se dan cita en la instalación aeronáutica leonesa se encuentran los de la Compañía de Reconocimiento Avanzado (CRAV) de la BRIPAC y del Mando de Operaciones Especiales (MOE) del Ejército de Tierra (ET), y el Escuadrón de Zapadores Paracaidistas (EZAPAC) del Ejército del Aire. Tampoco ha faltado uno de las unidades de élite del Ministerio del Interior, el Grupo Especial de Operaciones (GEO) del Cuerpo Nacional de Policía (CNP).

Respecto a la participación foránea en esta edición del  Lone Paratrooper. que se alargará hasta el día 12 de mayo, se ha materializado con un pequeño equipo portugués de paracaidistas y de Francia, que ha trasladado a León una treintena aproximada de efectivos, además de aportar un CN235 del Armée de l´Air. La dotación aérea se ha completado con el único C-130H-30 Hercules del Ala 31 y un C295 del Ala 35, ambas pertenecientes al Ejército del Aire. Aunque estaba programado, no participaron finalmente los efectivos de los Estados Unidos, en concreto del Special-Purpose Marine Air-Ground Task Force Crisis Response Africa (SPMAGTF-CR-AF), que además iban trasladar desde su sede de Morón (Sevilla) a la base leonesa uno de sus Lockheed Martin C-130J Super Hercules.

A diario se están planificando misiones y poniendo en marcha saltos a gran altura, en el caso del pasado martes fue a 18.000 pies, simulando infiltraciones en territorio enemigo.  Igualmente se está practicando la técnica del salto en tándem, que posibilita infiltrar a personal no cualificado, como podría ser un médico, un técnico, o incluso un perro especializado. (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

·Llegada de los paracaidistas a tierra. Foto: BRIPAC.

·Francia aportó además de un equipo un CN235. Foto: Julio Maíz/defensa.com


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.