Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército de Tierra español pinta sus Leopard 2A4 con el verde estándar

Durante una reciente visita al Parque y Centro de Mantenimiento de Sistemas Acorazados nº 1 (PCMASA 1) del Ejército de Tierra (ET) hemos podido ver varios  carros de combate Leopard 2A4 ya pintados con el verde estándar que se aplica a todos los vehículos de la institución castrense española.

El ET se dotó en 1995, a la espera de que se fabricasen los carros de combate Leopardo 2E, de un lote de 108 carros de combate Kraus Maffei Leopard 2A4 procedentes de excedentes del Ejército de Alemania, pintados con el camuflaje estándar que aplican los alemanes  a sus blindados, formado por dos tonos de verdes (uno medio y otro oscuro) y marrón.  Los vehículos llegaron a España mediante una operación de leasing, teniendo como principal objetivo, además de potenciar el parque de blindados, el entrenamiento, a la espera de las entregas de los 2E.

En 2005 el Ministerio de Defensa cerró la adquisición definitiva de estos 108 blindados, acordando además que el pago, cifrado en la cantidad de 16,9 millones de euros, se realizase en varios plazos hasta 2016. Una vez finalizados los pagos en julio del pasado año, y ya siendo propiedad 100 por 100 de España, se decidió estandarizar su esquema de pintura, ya que durante estos más de 20 años habían mantenido el que empleaban en las filas del Heer.

Así, a la vez que los carros se mandan a la sede del PCMASA 1 para someterse a los ciclos previstos de mantenimiento mayor de 4º Escalón, fueron pintados al final del proceso con el verde estándar del ET, lo que facilita la tarea y reduce los costes. La utilización del color normalizado de un solo tono evita el más laborioso pintado en tres tonos.

El PCMASA 1, que tiene sede en el Acuartelamiento "San Cristóbal", en el madrileño barrio de Villaverde, es uno de esos centros que marcan la diferencia entre un Ejército de primera fila y los que no lo son. Este centro de excelencia, adscrito al Mando de Apoyo Logístico del Ejército (MALE),  es un referente en el campo del mantenimiento y sostenimiento para buena parte de los medios blindados del ET. Así, además del 2A4, el PCMASA 1 es responsable, como cabecera técnica, de otros vehículos de cadenas, como los referidos Leopardo 2E y sus versiones de recuperación, y todas la variantes de los  Pizarro,  tanto de su fase I como de los nuevos de la fase II. En lo referente a ruedas, se hace cargo de otro de los vehículos fundamentales del ET, el Blindado Medio de Ruedas (BMR) M y M1A, y su variante de caballería, el Vehículo de Exploración de Caballería (VEC).

Así, además de realizar las revisiones periódicas de 4º escalón, es responsable del abastecimiento y suministro de piezas de repuesto a los distintos  Escalones de Mantenimiento del ET para atender a las reparaciones responsabilidad de cada uno de ellos.

Otra de las labores que realiza la plantilla, formada por unos 230 militares y civiles que están al mando del coronel de Ingenieros José Antonio Arauzo, es el minucioso seguimiento de las averías que afectan a todos estos equipos,  a fin de promover cambios que solucionen las más frecuentes. Su apoyo se extiende además al material de las unidades desplegadas por el Mando de Operaciones (MOPS) en escenarios internacionales.  Al ya largo soporte a vehículos como los BMR/VEC que operan en el Líbano, se suma ahora el apoyo y seguimiento de los blindados desplegados en Letonia (Leopardo 2E y Pizarro), que deberán operar en un clima mucho más frio que el habitual en España. (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

Uno de los Leopard 2A4, ya pintado con los colores estándar del ET. Foto: Julio Maíz/defensa.com

Imagen de uno de los Leopard 2A4 del ET con los colores del Heer. Foto: Julio Maíz/defensa.com.

Otra de las imágenes del Leopard 2A4 con su nuevo esquema de pintura. Foto: Julio Maíz/defensa.com.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.