Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejército de Tierra despliega medios de guerra electrónica mediante salto paracaidista

El ejercicio internacional “Lone Paratrooper” que ha tenido lugar entre el 2 y el 12 de mayo en el aeródromo militar Virgen del Camino de León ha sido el marco elegido por el Ejército de Tierra para entrenarse en el despliegue de medios y personal de Guerra Electrónica (Electronic Warfare o EW) mediante salto paracaidista desde alta cota.

La Brigada “Almogávares” VI de Paracaidistas (BRIPAC) del Ejército de Tierra ha practicado junto a miembros del Regimiento de Guerra Electrónica Nº 31 (REW31) del Mando de Transmisiones, la infiltración de equipos y personal de Guerra Electrónica mediante salto a alta cota del tipo HALO (High Altitude-High Opening) y HALO (High Altitude-Low Opening). Se trata de técnicas de inserción que permiten al personal infiltrarse sigilosamente en territorio enemigo reduciendo la posibilidad de detección bien abriendo el paracaídas a gran altitud (HAHO) para poder recorrer muchos kilómetros antes de tocar tierra o bien abriendo el paracaídas a baja altitud (HALO) para reducir el tiempo de vuelo. En ambas modalidades se ha empleado oxígeno y se ha desplegado al especialista en guerra electrónica usando el modo tándem.

El Ejército de Tierra posibilita así el despliegue avanzado infiltrando en territorio enemigo medios especializados como los de Guerra Electrónica con los llamados primeros escalones, en cualquier escenario. Así las unidades desplegadas pueden emplear sus sofisticados equipos electrónicos para detectar, interceptar, localizar e incluso perturbar las comunicaciones del adversario desde los inicios del combate. En cualquier caso estas unidades avanzadas deberán emplear sus medios electrónicos en modo pasivo, es decir, solo detectar, escuchar y localizar las comunicaciones enemigas, para que su presencia no sea detectada.

El REW31 cuenta para este tipo de misiones con moderno equipamiento que en este caso se usaría para las llamadas Medidas de Apoyo de Guerra Electrónica (Electronic Support Measures o ESM), que comprenden las acciones adoptadas para buscar, interceptar, identificar o ubicar fuentes de energía electromagnética irradiada para obtener un reconocimiento inmediato de la amenaza. Las ESM son una fuente de información para acción inmediata como pueden ser las contramedidas electrónicas (ECM), las anticontramedidas electrónicas (ECCM), las acciones de evasión o localización del banco. (Texto: José Mª Navarro García)

Fotografía: Salto en tándem con especialista (ET)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.