Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Ejercito del Aire español recibirá el Predator B en 2019 y nuevos UAS para enseñanza

En el marco de los múltiples programas en los que trabaja el Ejército del Aire está el aumentar su capacidad en el campo de la ISR (Inteligencia, Vigilancia (Surveillance) y Reconocimiento) mediante la próxima llegada del drone de altas capacidades Predator B. Además se pretende dotar de sistemas de  tipo medio de última generación a la Escuela de UAS (Unmanned Aircraft Systems).

Las intenciones  del Ejército del Aire en el campo de los UAS o RPAS (Remotely Piloted Air Systems) eran desveladas por Jefe de Estado Mayor del Aire (JEMA), general del aire Javier Salto Martínez-Avial, durante la reciente comparecencia ante los medios especializados en defensa. En el campo de los medios ISR, el general se refirió a la próxima llegada del sistema de General Atomics Aeronautical Systems MQ-9 Predator B, revelando que en 2019 se entregaran los tres primeros aviones de este sistema de RPAS, de caractericticas MALE (Medium Altitude Long Endurance), al que nos hemos referido muchas veces en defensa.com.

El JEMA comentó que ya se habían formado dos operadores en Estados Unidos (en el seno de la USAF (United States Air Force)), para operar el sistema cara  a su cercana incorporación, añadiendo que había más personal actualmente recibiendo cursos de formación en Norteamérica. Apuntando finalmente que el objetivo será formar otra docena de tripulaciones, que, aunque no lo precisó, podría ser ya parcialmente en España, en el marco del Plan de Implantación del Sistema, al que se denomina en la institución como NR.5.

Este último sistema de altas prestaciones, junto a los cazabombarderos de 4ª generación que sustituirán a la actual flota de EF-18, y los aparatos de 5ª generación que llegarían  a partir de 2040, junto a algún armamento/sistema de última generación que se incorporará cubrirán la necesidades de ISR en el Ejército del Aire durante los próximos decenios.

Acerca de la posibilidad de armar los MQ-9B, afirmó que “se estaba estudiando todo”, dado que para este campo y el de ciberdefensa, el general habría mandado crear dos grupos de trabajo específicos, que analizaban las necesidades y soluciones en ambas necesidades, siempre analizando de una manera realista, acorde con la situación económica española.  

Dotarse con más RPAS es una materia que “tiene una prioridad total” en el Ejército del Aire, “ lo mejor está por llegar” expresó el JEMA.  Previamente se había referido al uso que hace el Ejército de Tierra y la Armada de los RPAS tácticos, si bien reseñó que en lo referente a su control, gestión, habilitación y enseñanza es campo del Ejército del Aire.

En ese sentido, acerca de la instrucción/entrenamiento, adelantó que se quería “potenciar” la Escuela de UAS, que forma parte del GRUEMA (Grupo de Escuelas de Matacán), que tiene sede en la Base Aérea de Matacán (Salamanca),  para la que se quería comprar UAV nuevos. (Julio Maíz Sanz).

Imagen: Un MQ-9 “Predator” B de la USAF en vuelo. Foto: GA-ASI.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.