Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


Se demora de nuevo la elección del nuevo casco de combate de las Fuerzas Armadas españolas

El pasado 7 de julio tuvo lugar el acto de apertura de ofertas económicas del expediente 2091115049700 relativo a la compra de cascos de combate para las Fuerzas Armadas españolas. Se trata de una licitación de 28,9 millones de euros incluyendo impuestos y que supone la adquisición de 52.000 cascos de nuevo diseño, 42.000 para el Ejército de Tierra y otros 10.000 para la Infantería de Marina.

Sin embargo el pasado día 19 la Plataforma de Contratación del Estado se hizo eco de la ampliación del plazo para la adjudicación del expediente, publicando el documento del Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra de fecha 12 de agosto en el que se resolvía ampliar el plazo del procedimiento de adjudicación en tres meses, hasta el 7 de diciembre.

Según esta resolución, se amplía este plazo para la realización de pruebas de aceptación técnica de las muestras entregadas por los licitadores, cuya complejidad requiere un plazo muy superior al general de dos meses contemplado en la Ley de Contratos del Sector y que recogían tanto el Pliego de Prescripciones Técnicas (PPT) como el de Cláusulas Administrativas particulares (PCAP). El fundamento último de esta resolución es garantizar la integridad física del personal del Ejército de Tierra y la Armada que emplearán este casco, por lo que se dispondrá de más tiempo para la realización de las pruebas pertinentes.

Hay que recordar que esta ampliación del plazo de adjudicación del expediente por motivos técnicos ya sucedió con la licitación anterior que quedó finalmente desierta en septiembre del año pasado. El expediente  2091114027800 pretendía igualmente adquirir 52.000 cascos por 29,4 millones de euros y fue declarado desierto por no cumplir los ofertantes los requisitos técnicos descritos en los pliegos.

Las dos empresas candidatas eran FECSA y la Unión Temporal de Empresas (UTE) formada por Tecnología y Desarrollo Teyde y Armor Source. El 6 de noviembre del año pasado se admitió en el proceso a FECSA, pero se declaró no admitida a la citada UTE. Se concedió entonces un plazo extra tras la interposición de un recurso de FECSA, después de la desestimación del que había sido interpuesto por la UTE el 7 de enero para demostrar que los cascos con los que concurrían superaban las pruebas técnicas. FECSA aportó documentación justificativa de que sus materiales cumplían los requisitos exigidos en el expediente fundamentados con informes de cuatro laboratorios y dos certificados.

El 26 de enero se requirió documentación adicional pero se determinó excluir a la UTE y el  22 de junio se decidió ampliar el plazo máximo de adjudicación en tres meses adicionales. Finalmente el 30 de julio del año pasado se proponía, a la vista de los informes técnicos presentados a la mesa de contratación por el asesor técnico nombrado al efecto, desestimar la oferta presentada por FECSA y declarar desierto el expediente, al no alcanzar las muestras previas presentadas el nivel mínimo de calidad exigido en los pliegos de prescripciones técnicas.

Esperemos que en esta ocasión no vuelva a suceder lo mismo y no se decida declarar el expediente desierto a pesar de haber ampliado el plazo para pruebas técnicas como sucedió entonces, señal de que los cascos ahora evaluados cumplen todos los requisitos necesarios contemplados en los pliegos técnicos.  ( José Mª Navarro García)

Fotografía: Ejército de Tierra e Infantería de Marina seguirán por ahora sin disponer de nuevos cascos (Armada)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.