Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Cospedal se reúne con la Alta Representante de la UE y con sus homólogas de Francia, Alemania e Italia

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, se ha reunido en la sede del Ministerio de Defensa francés con la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, y sus homólogas de Francia, Florence Parly; de Alemania, Ursula von der Leyen; y, de Italia, Roberta Pinotti, para dar un nuevo impulso a la Europa de la Defensa.

Durante la reunión, las ministras de Defensa y la Alta Representante de la Unión Europea han profundizado en diversos aspectos de la Cooperación Estructurada Permanente (PESCO), el Fondo Europeo de Defensa y el apoyo a la fuerza conjunta ‘G5 Sahel’, entre otros asuntos.

Este encuentro ha servido para cohesionar las posturas nacionales en torno a la PESCO de cara a la próxima reunión ministerial –que se celebrará en Tallin durante los próximos 6 y 7 de septiembre– y al próximo Consejo Europeo de octubre, que deberían dar el impulso político definitivo a esta iniciativa.

La PESCO es un instrumento del Tratado de la Unión Europea –recogido en los artículos 42.6 y 46 y en el Protocolo 10– que permitirá, a aquellos Estados que así lo deseen, avanzar de una manera más decidida en el desarrollo de la Política Común de Seguridad y Defensa europea. El valor añadido de esta iniciativa reside en la ambición de sus compromisos, que cubren aspectos relacionados con el desarrollo de capacidades y a su empleo operativo en el marco de las misiones más exigentes.

Por otra parte, otro de los aspectos abordados ha sido el Fondo Europeo de Defensa, cuyo objetivo es incrementar la eficiencia de la inversión en Defensa, hacer más competitiva la base europea tecnológica e industrial de la Defensa y facilitar la cooperación en capacidades estratégicas que un solo Estado miembro difícilmente podría abordar.

Por último, la Unión Europea apoya a la fuerza conjunta del ‘G5 Sahel’ –compuesta por Burkina Faso, Chad, Mali, Mauritania y Níger– ya que puede jugar un papel determinante en la estabilización de la región en la lucha contra el terrorismo, el crimen transfronterizo y el tráfico de personas. Dicho apoyo se materializará en acciones concretas a desarrollar, el apoyo financiero y el papel de las misiones ya desplegadas en la región en el marco de la Política Común de Seguridad y Defensa europea.Las conclusiones del Consejo Europeo de junio constatan el progreso significativo en el relanzamiento de la Europa de la Defensa, así como notables avances en la puesta en práctica de la Estrategia Global de la Unión Europea.

España sostiene que la Cooperación Estructurada Permanente debería garantizar el lanzamiento y el sostenimiento de las operaciones que establezca la Unión Europea y dotar de las capacidades necesarias para actuar en los escenarios más exigentes en defensa para garantizar la seguridad europea. Para ello, se considera imprescindible el liderazgo de la Alta Representante de la Unión Europea para la definición final de los criterios y mecanismos de la PESCO.

Por lo que respecta al Fondo Europeo de Defensa, España considera esta iniciativa como innovadora, que permitirá incentivar el desarrollo europeo de capacidades estratégicas militares, tecnológicas e industriales, donde la Agencia Europea de Defensa tendrá una participación destacada. Actualmente, España está dispuesta a utilizar el grupo de combate (Battle Group) de la Unión Europea que lidera durante el segundo semestre de 2017 y el que liderará en 2019, cuando así se requiriese o fuera necesario.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.