Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Cospedal: “El debate no es cuantitativo. El 2% no es un fin en sí mismo”

La ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal,  comparecía ayer en el pleno del Congreso de los Diputados para explicar los Presupuestos del Ministerio para el año 2017. La Sección 14 dispone de una asignación total de 7.638,55 millones de euros.  Cospedal ha defendido que  “El proyecto continúa afrontando la labor de recuperar el presupuesto de Defensa, devuelve nuestra capacidad de inversión, refuerza nuestras posibilidades de formación, de acometer políticas de personal necesarias, y de mantener medios e infraestructuras”.  Respecto al  compromiso de gasto OTAN, la ministra declaraba que  “El debate no es cuantitativo. El 2% no es un fin en sí mismo, el 2% es un objetivo material que se tendrá que cumplir en una década y que nos permitirá tener una Defensa óptima, ya que esta es hoy más necesaria que nunca”.

Tras recordar que  “Vivimos en un mundo incierto donde las fronteras ya no garantizan necesariamente la seguridad, los riesgos y amenazas proliferan, y la presencia de unas Fuerzas Armadas bien equipadas, alistadas y con capacidad de proyección es imprescindible para la disuasión y la protección activa de nuestros ciudadanos y los intereses generales de todos los españoles”, Cospedal ha invitado a los partidos “a participar del debate colectivo y constructivo sobre la seguridad de nuestro país, su posición estratégica, y sus necesidades para garantizar la defensa”.

Después de reducirse en un 32% el presupuesto inicial en Defensa entre 2008 y 2014, se ha “comenzado a revertir la tendencia y consolidar el balance, con muy ligeras subidas en 2015, 2016 y en este proyecto de 2017, (en torno al 0,6%), a lo que se añade la reinclusión de crédito, con lo que recuperaríamos los niveles de Presupuesto inicial de 2010” y se ponen ahora los “cimientos firmes para construir” la política de Defensa que necesita nuestro país, destaca la ministr.  Hay “un compromiso formal y por escrito de nuestro país de ir elevando paulatinamente durante una década, para los miembros de la Alianza Atlántica, nuestro presupuesto de Defensa hasta alcanzar el 2% del PIB”.

PLANES ESPECIALES DE ARMAMENTO (PEAS)

Como comprometió en su primera comparecencia ante la Cámara, el proyecto de ley dota al programa de PEAs con 1.824,47 millones de euros, de los cuales 716,8 corresponden a lo no satisfecho en 2016, mientras que el resto hará frente a los pagos programados para 2017.  La ministra ha insistido en que “Se trata de unos pagos imprescindibles para la Defensa nacional, para la industria de nuestro país, por los puestos de trabajo que crea, y para la reputación internacional de España” y “para que España siga disponiendo de la más avanzada tecnología, para que los compromisos de España fueran atendidos y para mantener y generar empleo en un sector industrial pero también exportador”. Esta partida tiene, ha dicho,  “vocación de permanencia, en los términos establecidos en los acuerdos de Consejo de Ministros que fijan la programación plurianual de pagos”.

Según la responsable de Defensa, “Con este proyecto, seguiremos aplicando las reformas y mejoras de gestión oportunas, así como continuaremos con el proceso de transformación de las Fuerzas Armadas; tenemos una dotación ajustada, pero suficiente, con la que estableceremos las bases sólidas del futuro de nuestra defensa (…)Nuestro esfuerzo va encaminado a preservar la preparación y la operatividad de nuestras Fuerzas Armadas y hacerlo como se ha hecho hasta ahora, con dedicación y austeridad”.

Cospedal ha apelado asimismo  al consenso político : “Me gustaría que entre todos empezásemos a trabajar en las herramientas que nos permitan disponer de un panorama económico de crecimiento sostenible para la defensa, en coherencia con los compromisos internacionales de España y para hacer frente a nuestras propias necesidades de seguridad y del planeamiento de la Defensa Nacional (…) Quiero invitarles a participar en un de debate constructivo y colectivo sobre la seguridad de nuestro país, su posición estratégica, y sus necesidades para garantizar la defensa y la participación en los mecanismos colectivos de mantenimiento e imposición de la paz, así como para que seamos capaces de dar respuesta a los nuevos retos, desde el terrorismo internacional a las ciberamenazas”.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.