Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Se confirma el envío de tropas españolas a Iraq en el marco de la coalición para luchar contra el Estado Islámico

(defensa.com) El Consejo de Ministros ha aprobado un Acuerdo por el que se solicita la autorización del Congreso de los Diputados para la participación de Unidades Militares Españolas en el marco de la coalición para la lucha contra el Estado Islámico de Irak y de Levante.  Como anunció defensa.com el pasado viernes, el Gobierno pedirá al Congreso de los Diputados que se envíen 300 militares para una misión de entrenamiento del ejército iraquí que durará seis meses y que será prorrogable como parte de la aportación española a la coalición internacional liderada por los Estados Unidos. Así lo anunció el ministro de Defensa Pedro Morenés después de la reunión del Consejo de Ministros de este viernes.

El Gobierno considera al grupo terrorista Estado Islámico (IS) una amenaza tan grave que ha conseguido que el principal partido de la oposición (PSOE) apoye esta misión a pesar de que la presencia hace diez años de las tropas españolas en el mismo país fue muy criticada.

Está previsto que el ministro de Defensa Pedro Morenés acuda al Congreso de los Diputados en la sesión del 21 al 23 de octubre para solicitar de manera oficial el apoyo al envío del contingente español y detallar la participación española. Entonces contará con el apoyo del Grupo Socialista pero no con el de Izquierda Unida y una vez aprobada, está previsto que el envío se produzca a finales de este año o comienzos de 2015.

El ministro ha confirmado que las tropas españolas no intervendrán en operaciones de combate sobre el terreno pero lo harán con todas las garantías de seguridad. Esto supone que del contingente de 300 soldados, 60 serán miembros de unidades de operaciones especiales especializados en la desactivación de explosivos, expertos que adiestrarán al ejército iraquí en estas tareas y que se incluirá una unidad de protección de 69 miembros además de un equipo de mando y control de 10 personas, estando el resto dedicado a apoyo y logística.

Para desempeñar su trabajo dispondrán de entre 12 y 20 vehículos de los que aún no se ha precisado el número pero es previsible que se trate de vehículos blindados de transporte que ofrezcan las suficientes garantías como los RG-31 Nyala o los vehículos blindados ligeros LMV Lince.

El terrorismo a gran escala ejercido por el autodenominado "Estado Islámico de Irak y de Levante" (ISIL, en sus siglas en inglés) supone una gravísima amenaza, por la profunda desestabilización que ha causado en Irak y Siria y en toda la zona de Oriente Medio; por dirigir su amenaza contra todos los países democráticos; por el riesgo añadido que supone que entre sus miembros sean numerosos los ciudadanos de países occidentales, que podrían actuar, a su regreso, en sus países de origen, y por la seria preocupación mundial ante la expansión del terrorismo especialmente sectario y cruel que promueve ISIL en un arco de inestabilidad que se extiende desde Oriente Medio al Norte de África.

Tras haber recibido la Comunidad Internacional la petición expresa de ayuda por parte del Gobierno iraquí, y tras publicarse la Resolución 2170(2014) del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, Estados Unidos comenzó a liderar, en la última Cumbre de la OTAN celebrada en Gales los 4 y 5 del pasado mes de septiembre, los trabajos de formación de una coalición internacional para hacer frente a la grave amenaza que supone el Estado Islámico.

Como ya anunciaron en comparecencias parlamentarias los ministros de Asuntos Exteriores, el 16 de septiembre, y de Defensa el 17 de septiembre, y como se confirmó ante la sesión abierta del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas el 19 de septiembre, España ha decidido incorporarse a la coalición internacional en la lucha contra el terrorismo de ISIL.

Los trescientos efectivos incluirían al personal integrado en los Cuarteles Generales de la Coalición, a las unidades de adiestramiento para una Brigada de las Fuerzas Armadas iraquíes, y a las unidades de apoyo y protección de la fuerza. El despliegue está previsto para un plazo inicial de seis meses, prorrogable. (JNG)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.