Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Catalua: Crnica deportiva de una eliminatoria. Pig-d知ont CF- Real Catalua Ida: 1-O Vuelta 8-O

El lunes es el da de la crnica deportiva, comentarios sobre partidos, 疵bitros, jugadores y resultados. Por ello nos tomaremos la licencia de abordar lo sucedido en Catalua desde este prisma analizando el metafrico choque entre el Pig-d知ont CF y el Real Catalua. Enfrentamiento que, como todos sabemos se ha jugado a doble partido: ida el uno de octubre (1-O) y vuelta el ocho del mismo mes (8-O).  Antes de seguir adelante y aunque de sobra conocidos, conviene recordar las caractersticas de los equipos.

Pig-d知ont CF

Este equipo, que dice ser exclusivo representante la Generalitat, por problemas de toda ndole (esc疣dalos, procesos judiciales, fuga de directivos) est en horas muy bajas y de un tiempo a esta parte ha hecho perder a la propia Generalitat el prestigio que antao tuvo. El camino al abismo lo inici el inefable e infausto presidente Arthur Plus, posteriormente relevado por el an m疽 insensato Charles. Con una nefasta poltica de fichajes el Pig-d知ont CF ha trado jugadores de caractersticas muy dispares e incompatibles formas de juego (CUP, ERC y la extinta CiU). La plantilla segn algunas opiniones est muy descompensada, plagada de eglatras llenos de complejos que nunca podr疣 jugar en un mismo equipo. Por otra parte sus directivos vienen jact疣dose de no acatar las reglas del juego ni en lo personal ni en lo deportivo y se dice que alguno de ellos, m疽 pronto que tarde, acabar en la c疵cel. Los posibles patrocinadores (grandes empresas que tradicionalmente les han apoyado) ahora huyen de ellos no sin razn como de la peste. Finalmente y para aquellos que no sean aficionados sealar que las letras C y F del Pig-d知ont CF no son las siglas de Club de Futbol sino de Camarilla Fascista.

Real Catalua

Comenzamos con una pequea disquisicin terminolgica sobre el Real Catalua. En el diccionario de la tambi駭 Real Academia Espaola (RAE) de la lengua, el t駻mino tiene varias acepciones que, en este caso, consideramos de inmediata y acertada aplicacin. En primer lugar real puede significar 途elativo al rey o la realeza asunto que no debe generar pol駑ica ya que Catalua forma y seguir formando parte una gran y bella parte del Reino de Espaa. Real tambi駭 significa  堵randioso, suntuoso y Catalua lo ha sido y lo es por derecho propio (no aadiremos mayor comentario). Por ltimo existe otra acepcin 賭ue tiene existencia objetiva; en otras palabras que representa la realidad. Esta ltima acepcin simple y llana, integra y resume las anteriores: el Real Catalua representa a la Catalua real, la grandiosa, la suntuosa, la que forma parte del Reino de Espaa.

Una vez hechas estas precisiones vayamos a la eliminatoria. Hemos de aadir que en ambos partidos estuvimos presentes; no queramos que nadie nos lo contase y por ello nos desplazamos al terreno de juego para vivir los acontecimientos en persona. Por ello la informacin de esta crnica es de primera mano y est totalmente contrastada. No queremos decir con ello que sea infalible (no aspiramos a ello pues la infalibilidad no existe) y subjetiva (contamos lo que vemos y si alguien puede acreditar otra cosa que lo haga).

El partido de ida (1-0): El refer駭dum ilegal

La eliminatoria empezaba el uno de octubre con el partido de ida. Antes de proseguir conviene dejar claro que dicho partido nunca debi jugarse por haber sido declarado ilegal. Sin embargo el Pig-d知ont CF salt al terreno de juego y mont otra de sus patraas, esta vez en forma de refer駭dum. Los ultras m疽 violentos y pig-demnicos se encargaron, como de costumbre, de calentar el ambiente provocando violencia y difundiendo descarados e indecentes bulos (im疊enes trucadas, fotografas tomadas en otras fechas y lugares, heridos de pega, falsas agresiones sexuales). El cctel se completaba con la planeada  encerrona que los mossos de Pig-d知ont haban preparado a sus 田ompaeros de la Guardia Civil y Polica Nacional (tema sobre el que posiblemente escribamos otro da con m疽 calma). Sobre la falsedad de los resultados del refer駭dum no me voy a extender pues no merece la pena perder el tiempo. Que por mor del censo universal los datos han sido manipulados y engordados resulta una evidencia supina e incontestable.

No obstante no me resisto a hacer un pequeo apunte que sirve de ejemplo. La Bergueda es una bonita zona montaosa, situada en pleno pirineo catal疣, muy cerca de Andorra, se trata de la comarca m疽 septentrional de la provincia de Barcelona. La Bergueda agrupa  un total de 31 municipios. Pues bien segn los datos oficiales de la Generalitat se vot en todos los municipios pero lo curioso del caso es que en 15 de ellos el nmero de votantes super ampliamente a los del censo (nmero de personas con derecho a voto). Por ejemplo en la Nou de Bergueda con un censo de 133 personas votaron 693, en la aldea de Quart con 40 censados consiguieron 317 votos, en el pueblo de Santa Mara de Merles donde podan votar 134 lo hicieron 356 y as hasta 15 municipios de una comarca de 31 (insistimos, datos oficiales de la Generalitat). Lo ocurrido en la Bergueda no es un caso aislado, es un ejemplo entre tantos otros.

Como el absurdo matem疸ico era maysculo y no poda sostenerse de ninguna de las maneras, Pig-d知ont CF se adelant a las posibles crticas publicando el siguiente comunicado:

ォNota. Ateses la configuraci de cens universal i la mobilitzaci de votants des de colキlegis electorals tancats cap a altres punts de votaci, alguns municipis presenten m駸 votants que persones en el cens.サ

[Nota: Transcripcin literal que mantenemos en catal疣 porque no merece la pena traducirla y creemos se entiende perfectamente]

Atendiendo al comunicado cabran dos posibilidades igualmente inverosmiles: la primera es que los votantes de la comarca cambiasen de pueblo y la segunda que votantes de otras comarcas se fuesen a la Bergueda. Respecto a la primera posibilidad la cuestin es absurda porque como se ha dicho y la propia Generalitat reconoce se pudo votar en los 31 municipios. Aunque es posible que algn colegio se cerrase, resulta poco plausible que pudiendo hacerlo en el propio pueblo, el pay駸 se fuese a otro a depositar su ilegal voto. Respecto a la segunda opcin el argumento es todava m疽 descabellado. Dar credibilidad a los palmariamente falsos datos de la Generalitat sera admitir que un votante de Barcelona que encontr su colegio cerrado cogi el coche y se hizo unos 250 km (ida y vuelta) por carreteras comarcales (m疽 de tres horas en coche) para ir a votar a La Nou de Bergueda o a Quart.

No obstante y por si queda alguna duda, en esa jornada tenamos una persona de nuestra confianza con la misin de votar donde y como pudiese. El lugar elegido fue Sitges, municipio situado al sur de Barcelona famoso por su diversidad y tolerancia. Y a fe ma que son tolerantes ya que nuestro enviado especial vot tres veces y no lo hizo m疽 porque no quiso y por considerar que la triple votacin era suficiente para desenmascarar los espuria y pig-demnica manipulacin de resultados. Pues a pesar de todos estos desmanes, a la finalizacin de la jornada, un nuevo milagro - en lugar de los panes y los peces se haban multiplicado los votos - permiti a los directivos del Pig-d知ont CF anunciar la victoria y segn ellos el partido del 1-O acabo 1-0 (uno a cero aunque el gol era manifiestamente ilegal).

Partido de vuelta: Democracia y Estado de Derecho

El ocho de octubre se celebraba el definitivo partido de vuelta. El Real Catalua sali al terreno de juego arropado por sus miles de seguidores (creemos sinceramente que rondaban el milln) y arroll al Pig-d知ont CF. No nos extenderemos en describir lo que all se vio y sinti; las im疊enes hablan por s solas por mucho que TV3 (Tergi-Versin 3) no quiera. Aunque no podemos resistirnos a hacer algunos comentarios. 。Que diferencia de 吐air-play! 。Que diferencia de aficiones! Un milln de personas en la calle, paridad de banderas espaolas y catalanas, alguna camiseta del Bar軋 y ni un solo herido, ni un solo episodio de violencia. A fuerza de ser sinceros he podido encontrar un par de referencias a incidentes menores, posiblemente medias verdades, que han difundido los paladines de la informacin veraz - Ara y TV3 sobre presuntas coacciones a sus 菟rofesionales.  Alguien se ha formulado las siguientes preguntas ソPor qu en el partido de ida hubo tanta violencia y en el de vuelta no? ソPor qu el uno de octubre hubo tantos heridos y el ocho no? Pues las respuestas son bien f當iles.

Respecto a la violencia. Los incidentes del 1-O estaban previstos y perfectamente orquestados. El equipo Pig-d知ont CF tena un plan. La CUP - como organizacin anti-sistema partidaria del derribo de las estructuras a trav駸 de la agitacin y la lucha callejera - se encargara encantada de provocar violencia y arrastrar a las masas. La ANC y Omniun colaboraran encantadas para mayor gloria de los 笛ordis (sus megalmanos lderes). El Mayor Trapero asestara la mayor pualada trapera mediante un programa de encerronas perfectamente planeadas. Los mossos conduciran a la trampa a sus 田ompaeros de la Guardia Civil y Polica Nacional solicitando su presencia en aquellos puntos previamente elegidos donde la CUP y compaa haban tomado posiciones. TV3 no recibi orden alguna no haca falta cumplira como siempre manipulando las noticias y echando la culpa a unas fuerzas que cumplieron con profesionalidad y mucha paciencia su difcil tarea.

Respecto a los heridos. En primer lugar absoluta solidaridad y respeto para el que fuese injustamente herido y si hay responsabilidades que se depuren (sean de qui駭 sean). Dicho lo cual tambi駭 mantenemos el siguiente argumento. Los heridos, salvo honrosa excepcin, podran agruparse en tres categoras principales: provocados (con premeditacin), fingidos (falsas lesiones y mucha mala sangre) o falsos (bulos espeluznantes). En definitiva que con los heridos pas algo similar a lo sucedido con los votos en Santa Mara de Merles aadiendo al milagro de la multiplicacin el de su vertiginosa sanacin (ソDnde est疣 los heridos, los heridos dnde est疣?). TV3 no recibi orden alguna no haca falta cumplira como siempre manipulando las noticias sobre los heridos, su estado y sus causas.

Conclusiones

La aficin del Real Catalua, los ciudadanos de la Catalua Real son educados, respetuosos y sobre todo pacficos. Insisto, ni un solo incidente y eso que en mi opinin Pig-d知ont CF los esperaba y deseaba y afirm esto sobre la base de una experiencia personal. Como ya he indicado el domingo estuve de nuevo en Barcelona para ver personalmente lo que ocurra. Cuando ya la concentracin se disolva, pas por la Plaza de San Jaime (sede del Palacio de la Generalitat) y pude ver a un grupo aislado de cuatro mossos antidisturbios situados cerca de la desembocadura de la calle de Ferr疣. M疽 atr疽, en la propia calle Ferr疣, poda verse un buen nmero de furgones antidisturbios. No puedo decir si los cuatro mossos fueron colocados a modo de cebo para que fuesen agredidos y as tener la noticia o si estaban all solos por alguna razn t當tica. El caso es que la noticia no salt (lo siento TV3).

Cierto es que, por su comportamiento en el 1-O, los cuatro mossos fueron increpados por algunos, pero lo m疽 sorprendente es que fueron defendidos por otros que pedan calma y que sealaban a los verdaderos culpables. Pues s, parte de los congregados defenda a los agentes que en parte tambi駭 han de considerarse vctimas de los dirigentes pigdemnicos que han convertido a los mossos en una polica poltica.  A modo de apostilla diremos que el Tribunal Superior de Justicia de Catalua acaba de ordenar que la Polica Nacional se haga cargo de la seguridad de sus instalaciones. Prudente decisin ya que los mossos no son de fiar; al hacer esta afirmacin me refiero a la institucin y no a los agentes (s疝vese el que pueda y su conciencia se lo permita). 

Balance de la eliminatoria

IDA (1-O): Pig-d知ont CF 1- Real Catalua 0.

Victoria injusta plagada de ilegalidades, juego marrullero y mucho piscinazo.

VUELTA (8-O). Real Catalua 8 Pig-d知ont 0.

Goleada con deportividad, leccin de juego y ejemplar aficin.

Con estos resultados (uno a cero frente a ocho cero) ya sabe qui駭 tiene que hacer las maletas e irse a casa. A casa, siempre que sus responsabilidades penales se lo permitan, si no habr疣 de irse a otro sitio con alojamiento y manutencin. (Eva de Lezo / Enviada especial a Catalua)

Fotografas:

キImagen de la manifestacin del domingo 8 de octubre en Barcelona (foto Eva de Lezo)

キManipulacin: la fotografa no es del 2017 sino del 2012; el nio fue herido en una carga policial de los mossos ejecutada en Tarragona.

キ8-O Democracia y estado de derecho, un milln de personas, cero violencia (foto Eva de Lezo)

キLos cuatro mossos de la Plaza de San Jaime (foto Eva de Lezo


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.