Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Archivada la denuncia contra la Armada por el incidente en Canarias con Greenpeace

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata ha archivado la denuncia abierta contra dos marineros de la Armada española por los incidentes de 2014 en aguas de Canarias cuando activistas de Greenpeace trataron de abordar el “Rowan Renaissance’, el buque contratado por Repsol para realizar prospecciones petrolíferas. Para el juez de la Mata, la actuación de la Armada está amparada por la legalidad y el empleo de la fuerza a la que recurrió la Armada fue en “cumplimiento del deber”.

El juez considera que la actuación de Greenpeace fue “netamente antijurídica”, aunque no se pueda imputar un delito de piratería a la activista herida en aquel suceso, puesto que esta ni comandaba ni pilotaba la lancha. Greenpeace ya ha anunciado que recurrirá la sentencia al creer que la Armada actuó con “fuerza desmedida” contra tres de sus activistas y sigue defendiendo que sus actuaciones fueron “pacíficas” y que solo trataban de denunciar la agresión ambiental que causaría la extracción de petróleo de las aguas próximas a Canarias.

Los hechos se remontan al 15 de noviembre de 2014, cuando el buque “Artic Sunrise” de Greenpeace arrió tres embarcaciones que se dirigieron hacia el ‘Rowan Renaissance’, el buque contratado por Repsol para realizar prospecciones petrolíferas, con la intención de abordarlo. Dos embarcaciones del  buque de la Armada “Relámpago”, presente en la zona para garantizar la libertad de navegación, se interpusieron para impedir el  abordaje.

En las maniobras subsiguientes una activista de la organización ecologista cayó al agua resultando herida de consideración al impactar con las hélices de una de las embarcaciones de Greenpeace, siendo rescatada por un miembro de la dotación del “Relámpago” y trasladada al buque de la Armada donde se le estabilizó, procediendo a la evacuación al hospital por un helicóptero del SAR del Ejército del Aire.

El “Rowan Renaissance”, encargado de realizar las prospecciones en la zona conocida como “Sandia”, ya había llegado al punto de prospección autorizado por el Ministerio de Fomento. Allí le esperaba el “Artic Sunrise”,  que obstaculizó las labores de posicionamiento entrando en la zona de exclusión para la navegación decretada por la Dirección General de la Marina Mercante.

El Buque de Acción Marítima “Relámpago”, integrado en la estructura operativa de las Fuerzas Armadas, a las órdenes del Mando de Vigilancia y Seguridad Marítima, estaba llevando a cabo actividades operativas en aguas del Atlántico próximas a las Islas Canarias para garantizar la libertad de navegación y el acceso a las zonas de prospección petrolífera autorizadas por el gobierno español del barco ‘Rowan Renaissance’.
Defensa informó entonces que las operaciones se regían por las Reglas de Enfrentamiento aprobadas por la cadena de mando operativo para regular el uso de la fuerza en caso necesario frente a posibles amenazas a la libre navegación y operaciones del “Rowan Renaissance” en las zonas autorizadas. (José Mª Navarro García)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.