Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El Airbus A400M demuestra su capacidad de reabastecimiento en vuelo con un F/A-18 del Ejército del Aire español


(defensa.com) El A400M de Airbus ha demostrado por primera vez su capacidad como avión de reabastecimiento en vuelo durante unas pruebas con aviones F/A-18 del Ejército del Aire español. Esta es la primera campaña de pruebas en la que se incluyen contactos húmedos (en los que se trasvasa combustible), concretamente 35 contactos en los que se trasvasaron 18,6 toneladas de combustible. También se realizaron 33 contactos secos, en los que no se suministró combustible al avión pero sí se realizó la maniobra de enganche de la cesta.

El avión fue diseñado desde el principio con la capacidad dual de transporte y reabastecimiento por lo que incluye ya puntos de fijación en las alas, conducciones y demás sistemas que facilitan la modificación del avión para el rol de reabastecimiento. El A400M puede transportar 50,8 toneladas de combustible, capacidad que puede aumentarse con tanques de combustible adicionales en la bodega de carga. Además los contenedores de las alas se pueden instalar en forma de kit en dos horas, de esa manera se reduce la necesidad de disponer de aeronaves específicas para el rol de tanquero.

El A400M dispone de dos puntos en las alas para la fijación de contenedores que albergan sendos sistemas de manguera y cesta (hose and drogue) y puede recibir una unidad adicional (Fuselage Refuelling Unit o FRU) en el centro del fuselaje posterior. Los sistemas de las alas pueden suministrar 1.500 litros de combustible por minuto y la unidad central hasta 2.250 litros por minuto.

Una ventaja del A400M respecto a otras aeronaves de reabastecimiento es la posibilidad de reabastecer tanto a aeronaves que vuelan lento o helicópteros como a aviones de combate u otros que vuelen rápido. Mientras que las primeras operaciones requieren volar a 110 nudos y a altitudes de 5000 pies, las otras se realizan a 290 nudos y 25.000 pies de altitud. El diseño del avión y su planta motriz permiten un amplio margen de operación con lo que se puede reabastecer prácticamente a la mayoría de aeronaves tanto de ala fija como rotatoria.

Por último, el A400M dispone de una sonda fija de reabastecimiento situada sobre la cabina que le permite a su vez recibir combustible de otras aeronaves de reabastecimiento o de otro A400M. (J.N.G.)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.