Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Puigdemont: Ginecólogo infalible, político tramposo

Algunos decían que Puigdemont pasaría a la historia por su exótico peinado y así será, pero no solo por ello. Pleno en el Parlament; los españoles permanecíamos atentos, sabedores de que el espectáculo no defraudaría a nadie sin saber que Puigdemont defraudaría a todos. Hay que reconocer que sus argumentos e intervenciones vienen siendo descabelladas y peregrinas, pero últimamente se está superando.

A buen seguro que no pasará a la historia como el primer presidente de la Republica Catalana,  pero sí como el personaje que en menos tiempo creó, destruyó y recreó un “Estado”. En sede parlamentara constituyó y liquidó el “Estado” Catalán en tiempo record (unos diez segundos); pero no contento con ello un poco más tarde se reúne – a puerta cerrada – con sus más fervientes acólitos y vuelve a crear – esta vez en privado – el mismo “Estado” que acababa de liquidar. Además en esta ocasión lo hizo solemne y formalmente mediante la firma del correspondiente documento: declaración de independencia donde se dicen, entre otras, las siguientes barbaridades:

DECLARACIÓN DE LOS REPRESENTANTES DE CATALUNYA

Al pueblo de Catalunya y a todos los pueblos del mundo.

[…]

CONSTITUIMOS la República catalana, como Estado independiente y soberano, de derecho, democrático y social.

DISPONEMOS la entrada en vigor de la Ley de transitoriedad jurídica y fundacional de la República.

INICIAMOS el proceso constituyente, democrático, de base ciudadana, transversal, participativo y vinculante.

AFIRMAMOS la voluntad de abrir negociaciones con el estado español, sin condicionantes previos, dirigidas a establecer un régimen de colaboración en beneficio de ambas partes. Las negociaciones deberán ser, necesariamente, en pie de igualdad.

PONEMOS EN CONOCIMIENTO de la comunidad internacional y las autoridades de la Unión Europea la constitución de la República catalana y la propuesta de negociaciones con el estado español.

[…]

El que tenga interés (aunque no merece la pena) puede leer el documento completo – en español o catalán – en un buen número de páginas web.

El patético, esperpéntico y puigdemónico espectáculo despertó los expectantes ingenios de su atónita audiencia y la red se inundó de ironía y sarcasmo. En esta ocasión nos llamó la atención una composición en la que se puede ver a Puigdemont buscando en aquellas partes femeninas. La imagen que reproducimos en este artículo iba acompañada de un comentario que sugería una cierta relación entre Carles y una destacada líder (también famosa por su peinado) del partido que más sinceramente le apoya. Como quiera que dicha relación no está suficientemente contrastada y el comentario no era de buen gusto nos hemos limitado a reproducir la imagen eliminando el texto. El caso es que la composición nos hizo recordar la historia del infalible ginecólogo que hace tiempo leímos en la edición digital del Diario de Sevilla (José Manuel Atencia,11 Diciembre, 2016).

«Cuentan que había un ginecólogo en Sevilla que nunca fallaba en sus diagnósticos sobre el sexo del bebé de las embarazadas que trataba en su consulta. Cuando la pareja preguntaba: "¿Doctor, será niño o niña? El ginecólogo le decía que sería una cosa y luego sacaba una ficha donde apuntaba lo contrario. Así nunca fallaba. Una vez que nacía el bebé y la pareja iba a la consulta, si había acertado lo felicitaba. Y si había errado, sacaba la ficha donde había puesto lo contrario y les decía que no le debieron entender bien ya que en su libreta lo ponía bien claro. »

Parece que el Sr. Puigdemont – a pesar del desprecio que siente por los según sus postulados “holgazanes” andaluces - también leyó el diario de Sevilla y  tanto debió gustarle la historia del ginecólogo que la ha puesto en práctica en lo concerniente a la independencia. En el Parlament dice a los catalanes que aunque debiera haberla, haberla no la hay, pero en la trastienda firma un papel diciendo lo contrario. Así con la intención de contentar a todos su engaño a todos ha defraudado.  (Eva de Lezo)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.