Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El almirante Kuznetsov y la Guerra Civil española

Con su despliegue en el conflicto de Siria, el portaaviones ruso Almirante Kuznetsov ha sido el navío más mediático del año 2016 y lo seguirá siendo parte de este nuevo año, estando previsto que inicie la vuelva a su base de Severomorsk a finales de enero.  Es pues buen momento para recordar la vinculación con España del marino que da nombre al navío insignia de la armada rusa, Nikolái Kuznetsov, especialmente en el curso de la Guerra Civil que asoló la nación entre 1936 y 1939.

Nikolái Guerásimovich Kuznetsov recibió en agosto de 1936, con tan solo 32 años, aunque por entonces era ya capitán de navío y mandaba el crucero Ukraina en el Mar Negro, la orden de hacerse cargo de la Agregaduría Naval de la Unión Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) en España. Desde el 17 de julio de aquel año España estaba sufriendo una cruenta Guerra Civil y aunque el 23 de agosto la URSS había firmado el acuerdo de no intervención, los soviéticos estaban decididos a apoyar a los republicanos españoles. 

Kuznetsov, tras llegar a Madrid sin haber recibido instrucciones claras de su misión ni protocolos de actuación, logró trasladarse a la base naval de Cartagena (Murcia), donde se concentraba el grueso de la Flota de la República. Allí comprobó la baja operatividad de esta marina militar, que si bien controlaba el grueso de los navíos de la Armada, estaba caóticamente manejada, sobre todo tras el asesinato indiscriminado de cientos de oficiales al inició de la contienda.

Según las memorias que publicó posteriormente, Bajo la bandera de la España Republicana, la situación que encontró en Cartagena era caótica y se carecía de liderazgo, lo que llevaba a una muy baja operatividad de la Flota. La presencia de Kuznetsov como asesor naval de la flota republicana se centró en principio en estudiar y poner en  marcha la coordinación que aseguró la llegada de los mercantes soviéticos en los que viajaban asesores, pilotos y sobre todo material de guerra (aviones, artillería, carros de combate). Envíos que empezaron a llegar a partir del otoño del 36 y que fueron decisivos para reforzar a la República y en los resultados de la Batalla de Madrid.

Además de constatar las carencias de las unidades de la Flota en torpedos y otros tipos de munición, Kuznetsov comprobó que los republicanos no se habían molestado en cambiar los códigos de comunicación, previos a la Guerra. Su labor en España fue decisiva para la incorporación del cuadro de asesores comunistas extranjeros a la flota republicana. Según algunas fuentes fueron unos 77 profesionales, que intentaron mejorar la operatividad e imponerse a los comités que mandaban las unidades navales, en este punto Kuznetsov fue especialmente crítico con los anarquistas.

Igualmente coordinó la salida por vía naval de las reservas de oro del Banco de España y de valiosos objetos y metales preciosos sustraídas de las cajas particulares con destino a Rusia, además puso las bases de los cursos que se organizaron a partir del otoño de 1937 para formar a los oficiales republicanos. Kuznetsov mantuvo el puesto de agregado naval y asesor de la Marina Republicana hasta el 15 de agosto de 1937, siendo relevado por N.A. Piterski. Ya de vuelta a la URSS, tras ser ascendido a almirante, fue nombrado el 10 de octubre de 1938 jefe de la Flota del Pacífico.

Protagonizaría desde 1939,  ya como Almirante Jefe de la Flota de la URSS, una apasionante trayectoria profesional, incluyendo su importante papel durante la Segunda Guerra Mundial, a la vez que logró sobrevivir a las purgas de Stalin, incluso cuando cayó en desgracia por primera vez en 1947. En 1953 murió el dictador y Kuznetsov recuperó dos años después el mando supremo de la marina, o Almirante de la Flota de la URSS, aunque de nuevo sufrió una segunda caída en desgracia en 1956, siendo apartado de nuevo de la jefatura.  El resto de su vida ya no asumió cargos navales ni militares, falleciendo en diciembre de 1974 en Moscú. (Julio Maíz Sanz)

Fotografías:

·El portaaviones "Kuznetsov"

·Retrato almirante Kuznetsov.

 

 

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.