Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El gobierno colombiano y las FARC logran llegar a acuerdo sobre el fin del conflicto

Este miércoles 22 de junio, el gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia lograron un histórico Acuerdo para el Cese al Fuego y de Hostilidades Bilaterales Definitivo. De esta manera se pondría fin a la guerra de más de 50 años en Colombia. Las partes señalaron que este jueves 23 de junio firmarían en La Habana, Cuba, el cese bilateral, acto donde asistirá el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, el máximo líder de la guerrilla, Rodrigo Londoño alias “Timochenko”, el Secretario General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-Moon, delegados de los países garantes y acompañantes, como el presidente venezolano Nicolás Maduro y la presidenta de Chile, Michelle Bachelet.

Asimismo, concurrirá el Presidente de la República Dominicana en calidad de Presidente de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), enviados especiales para el proceso de paz de Estados Unidos y de la Unión Europea. Este acuerdo define las zonas de concentración de la guerrilla, además del abandono de las armas y los mecanismos de verificación con la supervisión de la ONU. Luego de la firma definitiva de la paz, quedaría pendiente el mecanismo de refrendación, que según el gobierno consistirá en un plebiscito. 

Análisis

El histórico Acuerdo de Paz está cada vez más cerca de alcanzarse. Con el anuncio de las partes involucradas en el conflicto, se llega a consenso sobre uno de los puntos de la Agenda más complejo, el cual es el cese al fuego bilateral y definitivo. Este asunto es la esencia del proceso de paz, ya que logrando establecer las zonas de concentración  y el abandono de armas, se pondría fin al conflicto que ha perdurado por más de 50 años. Especial  importancia adquiere el revisar la categoría de los miembros que asistirán al  acto donde tendrá lugar la firma de este acuerdo, porque no sólo participarán  los países garantes y acompañantes, sino también los Presidentes de los organismos a cargo de la verificación del cese al fuego: la ONU y la CELAC.  Las Naciones Unidas aún no han definido qué países de la CELAC compondrán la misión política de verificación, es por ello que se debe permanecer en alerta frente a cualquier anuncio al respecto. 

La fecha de la firma del Acuerdo se anunció de manera imprevista, lo que obliga a los países involucrados en el proceso de paz a prepararse ante el posible llamado de la ONU. Chile, al ser país acompañante en estas negociaciones, tiene un papel fundamental, ya que es mediador entre las partes en conflicto; y podría participar, a través de sus tropas, en el postconflicto, debido a las capacidades técnicas de sus efectivos en temas de desarme.  

Finalmente, pese a la declaración pública de la firma del Acuerdo, es necesario ser cautelosos a la hora de esperar el fin del conflicto definitivo. Esto, debido a que la fecha prevista para el acuerdo estaba fijada inicialmente para el 23 de marzo y fue postergada. De esta manera, las voluntades de ambas partes son volátiles. Pese a esto, se destaca el avance que se ha dado en la mesa de negociaciones en La Habana, Cuba y se espera que la firma precisada para el día de mañana se lleve a efecto. (Autoría: Observatorio Seguridad y Defensa  en torno a Colombia y Acuerdos de Paz)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.