Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Más Hercules para la Fuerza Aérea de Chile

La Cuenta Pública Sectorial para la Defensa publicada por el Gobierno de Chile,  asegura que hasta mayo de 2017  la Fuerza Aérea del país recibirá tres C-130H Hércules, “que incrementarán la capacidad de efectuar misiones de transporte estratégico y táctico de tropas, pasajeros y carga, para realizar vuelos en apoyo a solucionar desastres naturales y emergencias que afectan al país y a los países de la región. Además cumplirán misiones en apoyo a la conectividad de zonas aisladas y extremas del país”.

Como informamos en su momento, en abril del pasado año arribaba el primero de los dos C-130 Hercules comprados de excedentes a los Estados Unidos. El ejemplar adquirido vía EDA (Excess Defense Article) tuvo un costo de 7 millones de dólares y fue requerido en el año fiscal 2012, mientras que un segundo ejemplar por el mismo valor fue requerido en el año fiscal 2013. Operado por el Grupo Nº 10 en la Base Aérea Pudahuel de Santiago, recibió el numeral 990 y es el USAF 77-0324(C/N 382-4776), posteriormente transferido al US Marine Corp como KC-130R. Esta aeronave se encontraba almacenado en el AMARC desde 2009 y pasó por un periodo de recuperación en las instalaciones de Ogden en la Base Aérea de Hill en el estado de Utah. Chile firmó una carta de intención por 6 KC-390 brasileros en 2010, sin embargo la necesidad de reforzar la línea de vuelo del Grupo Nº 10 con más C-130 usados podría, apuntamos entonces,  ser el preámbulo para evaluar en el futuro fondos, permitiendo el más avanzado J.

El documento hecho público por el Gobierno de Chile asegura así mismo que se continuará con el proceso de adquisición de helicópteros multipropósito medianos, con capacidad de operar en misiones militares, de transporte de pasajeros y carga, para el apoyo a zonas aisladas y la comunidad ante emergencias y desastres naturales. Igualmente se menciona  la adquisición de aeronaves no tripuladas, UAV, para realizar misiones de exploración, vigilancia y apoyo a control de desastres naturales.

Para el Ejército se establece, hasta mayo de 2017, la concreción  la del Proyecto Cahuelmó,  que dotará de maquinaria y equipamiento especial a todas las unidades de ingenieros a lo largo del territorio, mejorando con ello la capacidad del Ejército tanto para operaciones militares como para apoyar al sistema nacional ante situaciones de emergencias y catástrofes.  Se continuará asimismo desarrollando y completando el proyecto Stomt Baquedano, una plataforma integral de información y comunicaciones, “que actuará como un verdadero multiplicador de la fuerza” y que se complementa con otro, denominado THOR,  que integra avanzadas capacidades de guerra electrónica. Además se prevé concluir en ese periodo el proyecto Alfil, que considera la renovación de una cantidad aproximada de 330 vehículos de transporte de diferentes tipos.

Respecto de la Armada, en los siguientes 12 meses se implementará en su totalidad el Proyecto Piquero, que tiene como objeto reemplazar los aviones O2-A del Escuadrón de Aviones de propósito general, a fin de mantener y mejorar la capacidad de salvaguardar la vida humana en el mar, ejercer la Policía Marítima y el Control del Tráfico Marítimo, se firmó para ello un contrato con Vulcanair, por siete aeronaves P-68. Así mismo, en el marco del  Proyecto Danubio IV, Fase II, que el  25 de julio de 2015  dio inicio a la construcción del 4° buque del tipo OPV en Asmar (T.), el buque será botado el próximo mes de  julio, para ser comisionado a mediados del 2017.

Fotografía: C-130H del Grupo Nº 10 en la B. A. Quintero (C. Marambio)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.