Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Al cumplirse 10 años de la participación de Chile junto a la UE, el ministro de Defensa visitó a los efectivos chilenos desplegados en Bosnia Herzegovina

(defensa.com) Los efectivos de la misión de paz en Bosnia Herzegovina recibieron la visita del ministro de Defensa Nacional, Jorge Burgos Varela, acompañado del Jefe del Estado Mayor Conjunto, vicealmirante José Miguel Romero, tanto en la base “Butmir”, en ciudad de Sarajevo, como en el Puesto de Observación de la ciudad de Banja Luka, a 230 kilómetros de la capital.

Chile ha participado desde el año 2003 en la “Operación Althea” en Bosnia-Herzegovina. En una primera instancia, se incorporó con efectivos del Ejército a la SFOR (Fuerza de Estabilización de la OTAN). A partir del 2004, esta operación fue traspasada a la Fuerza de la Unión Europea (EUFOR), en el marco del mandato de Naciones Unidas, tras lo cual Chile ha mantenido su participación hasta el presente. En la actualidad, es el país que lleva el aporte de Latinoamérica en EUFOR.

El comandante de la operación, General de División Dieter Heidecker, recibió a la delegación chilena en la base de operación y agradeció al Ministro Burgos por el compromiso de Chile con la estabilización de Bosnia Herzegovina, en donde se supervisa militarmente el cumplimiento de los acuerdos de Dayton de 1992, por los que se notificó el fin de la guerra en la ex – Yugoslavia.

Burgos compartió con los 7 efectivos  (4 oficiales y 3 suboficiales) asignados a Sarajevo y pudo constatar el trabajo en forma de patrullaje y  vínculos con la comunidad local de parte de los 8 efectivos (3 oficiales y 5 suboficiales) desplegados en Banja Luka, todos quienes dependen del Estado Mayor Conjunto, a través de su Centro Conjunto para Operaciones de Paz de Chile (CECOPAC).

En los últimos 12 meses la situación de Bosnia Herzegovina se ha presentado tranquila y estable, alterada sólo por fuertes temporales de lluvia que dejaron más de un millón de afectados en mayo.

En la actualidad el contingente militar nacional es de 15 hombres, cuyas tareas específicas, entre otras, son mantener contacto con autoridades políticas, líderes religiosos, comunales, policiales y población en general en cada una de las “Obstinas” (Municipalidades) del área de misión respectiva. De igual forma, deben contribuir a impedir la formación de grupos armados y prevenir la reaparición de la violencia. Hasta la fecha han participado 312 hombres y mujeres del Ejército de Chile en esta misión.

Consultado por la importancia para las Fuerzas Armadas de participar en la misión, el titular de Defensa chileno destacó que  es “un elemento residual, pero importante. El tener gente nuestra entrenada en operaciones, en zonas de latente conflicto, de potencial conflicto, de reciente conflicto, de riesgo de conflicto, para el hecho de trabajar con la UE, es muy importante”.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.