Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Boinas Verdes de EEUU entrenan a los Carabineros de Chile

Ocho miembros del Séptimo Grupo de Operaciones Especiales del Ejército de Estados Unidos se han desplazado a Chile con la misión de impartir nuevas tácticas de entrenamiento al Grupo de Operaciones Policiales Especiales de Carabineros (GOPE), quienes estarán a cargo de la seguridad del Papa Francisco en su próxima visita al país, junto al Departamento de Protección de Personas Importantes (PPI) de la policía uniformada. Los militares estadounidenses permanecerán en Chile hasta la tercera semana de agosto.

La visita del Santo Padre tendrá lugar entre el 15 y el 18 de enero de 2018 e incluirá actividades aún no divulgadas en la región de la Araucanía, 700 kilómetros al sur de Santiago. En esta región se desarrolla lo que en la prensa se conoce como “el conflicto mapuche”, que para algunos sectores reúne características de lucha subversiva que incluye acciones terroristas, pero que el gobierno considera un conflicto social mezclado con hechos delictuales.

“La protección de Su Santidad es integral. Eso implica vehículos policiales, escolta motorizada y carabineros especialistas en la protección de personas importantes. Nosotros aportamos nuestro conocimiento y capacidades con tiradores escogidos y operaciones especiales, pero también vamos a tener cobertura médica. Es por eso que es una tremenda misión y requiere de conocimiento transversal de muchas áreas”, explicó el jefe del GOPE, Teniente Coronel Edgard Jofré.

El entrenamiento se efectuará en los campos que para tales efectos posee Carabineros en la localidad de Curacaví, cerca de Santiago y está orientado a tres líneas de acción, que son operaciones para detectar explosivos y prevención de ataques, francotiradores y rescate de rehenes.

El mismo jefe policial explicó que, si bien Chile no sufre de hechos terroristas como los acaecidos en Europa, carabineros está incorporando la experiencia europea en el combate de esa amenaza, razón por la cual se incluye en esta actividad. En cuanto a los tiradores escogidos, estos estarán ubicados en distintos puntos, donde un carabinero especializado tendrá que vigilar a grandes distancias lo que esté ocurriendo en el traslado del Papa. Sin embargo, la movilidad de Francisco no sólo será observada de manera terrestre, puesto que Carabineros también dispondrá de helicópteros para acompañar sus traslados públicos. Al menos ocho vehículos serán parte de su comitiva, sin incluir la vigilancia aérea. La figura del Papa, en términos de seguridad y niveles de riesgo, es calificada en Carabineros como similar al Presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

La unidad norteamericana que realizará este entrenamiento, denominada 7th Special Forces Group (Airborne), forma parte de las Fuerzas Especiales del Ejército estadounidense, conocidos como Boinas Verdes, las que son un medio vital en el sistema de alianzas globales de Estados Unidos destinado a combatir el terrorismo y la insurgencia en lugares tan diversos como las Filipinas, la misma Colombia y África[1]. La denominación de “Grupo” resulta engañosa, toda vez que son unidades del tamaño de un regimiento, compuesto por al menos tres batallones. Este grupo, en particular opera desde la base Eglin de la USAF, ubicada en Florida y en el ámbito sudamericano ha realizado entrenamiento con unidades de Brazil, El Salvador y por 16 años en Colombia apoyando a la Brigada Antidrogas del Ejército de ese país. (Roberto Sandoval, corresponsal de Grupo Edefa en Chile)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.