Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


El Salvador, violencia continúa y refuerzo militar

En El Salvador la violencia está alcanzando niveles nunca vistos, convirtiendo al país en el más violentos del planeta.  El vicepresidente de la República, Óscar Ortiz, anunció que se activará un nuevo batallón de reacción rápida para la zona rural, que contará con el mayor equipo tecnológico y de recursos para combatir la criminalidad. La nueva unidad estará integrada con 600 militares y 400 policías. Sin embargo, el ministro de Defensa, David Munguía Payés, admitió que mantiene 9.500 efectivos disponibles, de ellos 8.300 se encuentran trabajando junto a la Policía en tareas de seguridad.  Se han llamado 1.000 reservistas de nuevo a las filas y ahora se busca llamar una nueva tanda. 

El Salvador afronta un promedio de 24 homicidios al día desde que comenzó el año, pasando así a catalogarse como el país con la tasa de criminalidad más alta del mundo.  Se pretende formar un comando conjunto entre Policía y Fuerzas Armadas, al que se sumará la Fiscalía. La función de la nueva unidad será realizar acciones especiales, sobre todo en áreas rurales. 

El vicepresidente destacó que los reservistas llamados a las filas serán destinan a reforzar equipos que operan con la Policía en 10 municipios y 81 sectores, pero los efectivos militares no  alcanzan para las tareas encomendadas. Sin embargo, el ministro de la Defensa, general Munguía Payes, dio a entender que 600 reservistas irán a formar el nuevo batallón de reacción rural.  La FAES tiene 19.000 efectivos, pero de ellos 4,000 son administrativos, hay 1.380 oficiales y 905 suboficiales.  La Fuerza Naval suma 600 efectivos, mientras que la Fuerza Aérea suma 400.  Otros 180 efectivos se encuentran en el exterior.  Esto deja un pie de fuerza disponible de 12.000 efectivos, de los que 2.000 se encuentran atados en adiestramiento y otras funciones, dejando disponibles solo 9.500 efectivos de tropa, de los que se mantienen 8.300 en funciones de apoyo a la seguridad pública.  Las unidades militares reforzarán también a las unidades encomendadas a los perímetros de 7 centros penales. 

En marzo, el presidente, Salvador Sánchez Cerén, dio a conocer medidas extraordinarias para combatir la violencia, ordenando un mayor despliegue de miembros del ejército en apoyo de la Policía.  Hasta ese momento, el mando militar mantenía 2.821 efectivos en el Comando Zeus,  desplegados en 42 zonas de alta delincuencia, divididos en nueve Fuerzas de Trabajo cuyas actividades primarias eran la búsqueda de personas y vehículos, realizar patrullas y arrestar a delincuentes; otros 1.000 eran desplegados con el Comando Sumpul, presentes a lo largo de 375 kilómetros de frontera terrestre salvadoreña; otros 1.302 servían con el Comando Águila y 600 con el Comando Trueno; y, finalmente, el Comando San Carlos, abarcando a los elementos a cargo de los perímetros de los penales. 

La nueva orden pedía mayor presencia y control en 80 de los 262 municipios del país, que han sido identificados como los puntos más peligrosos dentro del Plan El Salvador Seguro.  El plan pretende desplegar un total de 13.500 soldados, se habrían ordenado que 544 efectivos militares fueran puestos bajo las órdenes de la Policía Nacional Civil (PNC).  Como parte de esas estrategias, se han implementado una contribución especial para la seguridad para financiar la represión del delito y la prevención.  Se busca una inversión de unos 140 millones de dólares anuales, sobre todo para financiar equipos policiales. 

Se ha implementado un impuesto de Contribución Especial a la Seguridad del 5% a las facturas de servicio telefónico.  Esta contribución especial se aplicará los próximos 10 años a la telefonía móvil y fija, e incluye la celular prepago y la televisión por suscripción (cable o inalámbrica); se aplicará también a la facturación de telefonía móvil pos-pago, la compra de nuevos aparatos telefónicos, tabletas electrónicas y otros implementos que tenga tarjeta SIM.  Dichos fondos podrán apoyar la adquisición de materiales adicionales para asistencia a la seguridad nacional. 

EEUU mostró su intención de proveer materiales excedentes, ya en febrero el Comando Sur de EEUU (Southcom) donaba equipos, herramientas y material para sofocar incendios, rescatar víctimas de accidentes de tránsito o enfrentar el derrame de sustancias peligrosas, entre otras cosas, materiales de protección para 31 bomberos, incluyendo cascos, capas, botas, gorros Nomex que protegen la cabeza y rostro del calor del fuego, 351 guantes protectores y 12 mangueras hidráulicas.  El incremento en tropas sugeriría un aumento en equipos, a incluirse Jeeps, pickups, y Humvees adicionales.  Se anota que un presupuesto adicional de 13 millones de dólares fue asignados bajo el Decreto No.44 del 9 de julio de 2015, específicamente para adquirir equipos, con el que a finales del año pasado se suministró al Ejercito 47 camionetas Toyota para motorizar los patrullajes y su uso en operaciones preventivas, patrullas de vigilancia y disuasión y misiones antipandillas. (J. Montes

Fotografía: Equipos especiales policiales salvadorenos (J.Montes)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.