Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

El presidente de El Salvador visita unidades militares en un momento crítico para sus Fuerzas Armadas

(defensa.com) Como comandante de la Fuerza Armada de El Salvador(FAES), el presidente Sánchez Cerén inició una serie de visitas a distintas unidades militares acompañado por el Ministro de la Defensa Nacional, general David Munguía Payés, y otros altos oficiales.  Tal como indicó el propio presidente, pretende "conocer las condiciones de vida y de trabajo del personal militar, tanto en sede, como en el terreno, verificando el estado de la infraestructura y equipamiento de las unidades".

 

 

Las visitas se iniciaron con las instalaciones de la Tercera Brigada de Infantería, correspondientes a la tercera zona militar, con sede en San Miguel y se dan en un momento crítico en lo que afecta a la moral de la tropa. La Fiscalía general de la Republica (FGR) investiga al menos ocho casos de tráfico de armas de guerra atribuidos a elementos de la FAES,  que incluyen la desaparición de fusiles, granadas, y ametralladoras.  La FGR habría ya logrado la condena del sargento mayor Ernesto Antonio García Martínez y de la subteniente Jessica Emilia Santos.  

El primero fue acusado de hurtar cuatro pistolas y seis revólveres que estaban bajo su custodia en el Destacamento Militar número 1 de Chalatenango. El faltante de las armas se descubriría cuando se le trasladó a otra guarnición y la persona que lo remplazó se percató del faltante.  El segundo caso detonó  dos meses antes, en mayo del 2011, cuando se arrestaron siete militares por el hurto de 1.812 granadas.  La subteniente era uno de los contactos de los arrestados, y la que vendía los instrumentos a Los Zetas de México utilizando vehículos del cuerpo diplomático para su paso libre en la frontera con Guatemala.

En agosto de ese mismo año se capturaba al teniente coronel del Ejército de Guatemala Marco Antonio Zazueta Aguilar en la frontera, con armas adquiridas en el mercado negro salvadoreño, y en junio del corriente, un mayor y dos soldados eran arrestados después que cuatro M60D desaparecieran del inventario del Regimiento de Caballería.  A estos casos se suman aquellos que involucran al mayor Élmer Espinoza Hércules, relacionado a un arsenal de fusiles, pistolas y granadas encontrados en una casa en el kilómetro 50 carretera que de Santa Ana conduce a San Salvador, y luego el descubrimiento de unos 213 proyectiles antitanque HEAT-M371A1 ocultos en un depósito subterráneo en la comunidad de El Congo.  

La FGR detalla también la captura del coronel Salvador Alberto González Quezada, a quien se le acusa de comerciar armas de grueso calibre entre el 1 de enero del año 2010 y 1 de enero de 2012 cuando era director de logística del Ministerio de la Defensa Nacional, que fue acusado del hecho junto al subteniente José Luis Arístides Figueroa.

En este contexto, Sánchez Cerén ha prometido mejorar las condiciones de vida de los soldados así como sus equipos. Podría comenzarse con la actualización y modernización de material ya en uso, con paquetes ("kits") de renovación, como podrían mejorarse  los sistemas M60E4, M79 LG, M40A1 FSS, morteros y otros.  Se visualiza también la mejora del Escuadrón de Transporte Táctico, con al menos cuatro unidades adicionales de transporte ligero y tal vez la finalización de la adquisición de los dos guardacostas solicitados desde el  año 2000.  Igualmente podría completarse la motorización de las diversas unidades.  

Durante su visita a la Tercera Zona Militar el presidente declaró que "el crimen organizado y la pandillas acechan a esta noble institución por el valor que tiene para el Estado. También hay élites de poder interesados en manipular, incidir y hasta controlar a la Fuerza Armada para sus espurios intereses".  La Tercera Zona Militar administra seguridad a 211 escuelas y trabaja junto a la Policía en 66 grupos conjuntos, cubriendo 9 posiciones permanentes de fronteras y 33 pasos fronterizos no habilitados. (JMAH)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.