Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Luz al final del túnel para las Fuerzas Armadas de Guatemala: por tierra, mar y aire

Guatemala ha propuesto que los Estados Unidos financien su adquisición de patrulleros navales a Colombia y ha emprendido, además, la recuperación de su flota de helicópteros. Con el nombramiento, a principios de marzo del nuevo jefe del Estado Mayor de la Defensa Nacional, general de brigada Julio César Paz Bone, el presidente Jimmy Morales comenzó la renovación de las fuerzas armadas. El portavoz de la institución castrense, Óscar Pérez Figueroa, anunciaba el traslado y cambio de 187 mandos militares en un proceso de limpieza interna de la institución militar y  buscando hacer efectiva la lucha contra el narcotráfico.

La purga responde a los escándalos que han involucrado a oficiales del Ejército guatemalteco en actividades del narcotráfico, como la captura el pasado mes de febrero del coronel Otto Fernando Godoy Cordón, del Estado Mayor, después de aterrizar la avioneta que pilotaba desde Colombia y en la que se presume transportaba cocaína.  Asimismo, la Agencia Antidrogas estadounidense (DEA) identificó al socio del narcotraficante Marlon Monroy Meoño, alias “el Fantasma”, como el Mayor de Infantería, Mynor Francisco Leonardo Cerón. Los cambios han afectado, entre otros, al comandante de la Brigada de Operaciones de Selva en Petén, el de las Fuerzas Especiales Kaibil, el de la Quinta de Infantería en Huehuetenango, el de Mariscal Zavala, y el del Comando Regional de Entrenamiento de Operaciones de Paz en Alta Verapaz.  

También se ha completado la retirada del Ejército de las calles (programa de seguridad ciudadana), que finalizaba el 31 de marzo.  Los efectivos han sido re-ubicados a las fronteras con México, El Salvador y Honduras, y para ello el presupuesto de defensa recibiría en febrero del corriente un aumento de Q65 millones para el Comando Central.  Guatemala cuenta con un litoral pacífico y caribeño de 400 kilómetros y 1.667 kilómetros de fronteras con Honduras, México, El Salvador y Belice.  Comparte con México 963 kilómetros de frontera, en la cual se encuentran 8 puertos fronterizos y 54 cruces vehiculares ilegales; con Honduras 255.7 kilómetros de frontera, posee 3 puertos fronterizos y 25 cruces vehiculares ilegales; y con El Salvador 203.4 kilómetros de frontera, donde existen 4 puertos fronterizos y 34 cruces vehiculares ilegales.  Con Belice existe un diferendo territorial, compartiendo una línea de adyacencia de 516 kilómetros, donde existe un puerto fronterizo y se encuentran 2 cruces vehiculares ilegales.

En cuanto al despliegue militar a lo largo de la frontera con Honduras, el Ejército de Guatemala mantiene una Brigada de Infantería, una de Infantería de Marina, un Comando Naval y cinco destacamentos militares, con un pie de fuerza de unos 1.700 efectivos. Del otro lado, las Fuerzas Armadas de Honduras emplazan dos Brigadas de Infantería, una de Artillería, una Base Naval y de siete destacamentos militares, y con todo unos 1.350 efectivos.  Frente a El Salvador, el Ejército de Guatemala despliega una Brigada de Infantería y cinco destacamentos militares, con unos 1.000 efectivos. Por su parte, la Fuerza Armada de El Salvador (FAES) despliega una Brigada de Infantería y seis puestos militares y dos destacamentos militares, para un total aproximado de 1.000 efectivos.  Con Belice, se despliega una Brigada de Fuerzas Especiales y siete destacamentos militares para un total aproximado de unos 500 efectivos. Por su parte, las Fuerzas de Defensa de Belice poseen un despliegue de un Batallón de Infantería y siete destacamentos militares para un total aproximado de 261 efectivos.

En cuanto a la frontera con México, el despliegue de fuerzas es más numeroso e importante.  Guatemala mantiene tres Brigadas de Infantería, una de Infantería de Selva, una de Infantería de Montaña y catorce destacamentos militares, sumando todo, unos 3.000 efectivos.  Del otro lado, el Ejército mexicano se sabe que mantiene tres Brigadas de Infantería, una Base Aérea, una Zona Naval y diecinueve destacamentos militares, sumando hasta 5.000 efectivos.  México podría facilitar al país lo que todavía queda de los aviones Arava 201 y PC-7 retirados del servicio, pues Guatemala también los ha usado y tiene unos 4 IAI-201 y seis PC-7 en reserva y a la espera de repuestos.  Así mismo, la Ministra de Relaciones Exteriores viajó a Israel, donde firmó varios acuerdos de cooperación.  Con ello se espera que Israel done algunos aviones, y repuestos.  Hay que recordar que Guatemala pretendía hasta hace poco renovar al vuelo hasta 8 máquinas, entre ellos los Arava 201.  Técnicos israelíes habían evaluado el estado operacional de los mismos, determinando que costaría alrededor de 2 millones de USD la reparación de cada uno de ellos.

Los esfuerzos de la Fuerza Aérea de Guatemala (FAG) se extienden a la recuperación de cuatro UH-1H con los repuestos provistos por Taiwán.  Se trata de dos modelos donados por ese mismo país asiático, y los otros dos que ya habían sido renovados anteriormente a la llegada de los dos UH-1H de Taiwán.  También se han recuperado dos de los tres Bell 212 disponibles y pronto se contará con los dos Bell 412.  Esto ha levantado esperanzas de que otros tres Bell 212 sean propiamente renovados, para así contar con seis biturbinas.  Además, los 5 Huey-II de la Policía Nacional Civil serán reforzados con otros cinco o seis ejemplares que serán suministrado por los Estados Unidos.   

El último de los Bell 212 reparados tuvo un costo de Q15.348.000 y fue entregado por Helicópteros de Guatemala.  El proceso de reparación se inició en junio de 2017 y, según el portavoz del Ejército, coronel Geovani Pérez Figueroa, el helicóptero se utilizará para evacuación, abastecimiento, transporte de tropas, grúa de rescate y como parte del equipo contra incendios.  Las naves son biturbina, y en el proceso de renovación se requirió el cambio de uno de los motores, dándole un 2 por ciento más de potencia.  La máquina había estado fuera de servicio desde el 2013.  La reparación de los Bell 212 ha sido adjudicada al Servicio Técnico de Mantenimiento de Aviación S.A. (SERVIAVIA).   (Julio Montes, corresponsal de Grupo Edefa para Centro América)
 
Ahora se da la posibilidad de un acercamiento en materia naval y aérea con Colombia, mostrando interés en FIDAE por el entrenador básico T-90 de la CAIC.  Así mismo, anteriormente durante una reunión entre el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, y su contra-parte colombiano, Juan Manuel Santos, dejo claro que existía interés de parte de Guatemala, en adquirir una serie de buques militares patrulleros, y los que podría financiarse por los Estados Unidos.  Hay que recordar que Costa Rica ya emplea esta modalidad, adquiriendo con ello varios modelos Eduardo no. 

Guatemala ha buscado hacerse por lo menos de dos patrulleros navales sin éxito.  Pensamos que lo que se busca se encuentra en las líneas del OPV-46 y BAL-C de la Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval, Marítima y Fluvial (Cotecmar).  Pesa sobre Guatemala desde 1977 un embargo de armas y arsenal bélico de los EE. UU, pero eso no evita que se le entreguen implementos no letales, como Jeeps de patrulla y blindados y helicópteros Huey-II (sin armas).  Se espera que se le entreguen al menos dos Defiant-85, similarmente desarmados.  Sin embargo, la propuesta de triangular con los Estados Unidos para el suministro de instrumentos navales colombianos tiene su atractivo, siempre y cuando se tome en cuenta su presupuesto anual de mantenimiento.
 
Aun las fuerzas de tierra se han beneficiado con la última donación de los EE. UU., a finales del 2017, consistiendo de 108 vehículos, entre ellos 41 Jeep J8, 32 Polaris Ranger, 12 camiones de 9,5 toneladas, 12 remolques y ocho camiones de 12 toneladas.

Fotografías:
·Infantes de Marina de Guatemala  (DVIDS)
·Blindado Armadillo (Oscar  Valladares)
·Bell 212 (agn com gt)

 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.