Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Guardia Costera de Costa Rica y sus nuevos patrulleros

Costa Rica ha logrado asestar serios golpes al narcotráfico internacional gracias a una marcada asistencia de los EEUU y al esmerado esfuerzo por parte de las fuerzas de seguridad publica ticas. Particularmente efectivo ha sido el  Servicio Nacional de Guardacostas de Costa Rica, que en ascendente desarrollo está próximo a recibir dos patrulleros de la Clase Island desde los EEUU, que se convertirán en uno de los medios marítimos más importantes de Centro América. Antes de su entrega, el próximo año, ambos navíos serán plenamente renovados con sistemas de comunicación y navegación de última generación, sus cascos serán totalmente remozados y sus motores repotenciados. 

Con ellos Costa Rica protegerá sus aguas territoriales, cubriendo distancias de hasta  5.500 kilómetros, actualmente solo puede hacerlo en 1.200 kilómetros de aguas territoriales.  Las patrulleras se denominarán Clase Libertador, recibiendo la designación de SNGC 110-1 Juan Rafael Mora Porras y SNGC 110-2 General José María Cañas, miden 33,53 metros de eslora (largo),  tienen 2,32 metros de calado máximo y 6,40 metros de manga (ancho).  Su desplazamiento es de las 168 toneladas y sus armas a bordo son un cañón de 25mm Bushmaster, dos ametralladoras 12,7mm, y dos más de 7,62mm.  Los sistemas de comunicación, armas y entrenamiento serán financiados por medio del programa de financiación militar extranjera, mientras que la oficina Internacional de Narcóticos y Ley (INL) financiará la remodelación y repuestos.  Por su parte, el Ministerio de Seguridad Pública incrementará el pie de fuerza de su Guardia Costera con otros 110 marineros. Cada una de las naves tendrá un componente de 18 tripulantes, 40 elementos serán entrenados plenamente en los EEUU en el uso y mantenimiento de las naves.  Cabe, entre las posibilidades, que naves adicionales puedan incorporarse por Costa Rica y otros países de la región.

Infraestructura reforzada

Hay que recordar que los EEUU proporcionarían 1,8 millones de dólares para equipar la Estación de Guardacostas en Golfito, Puntarenas, en la costa pacífica de Costa Rica, que será plenamente activa en 2017.  La construcción se realizará en un terreno de más de ocho mil metros cuadrados donados por el Instituto Costarricense de Puertos del Pacífico (Incop).  Los detalles del Servicio Nacional de Guarda Costas indican que se procederá a la construcción de dormitorios para los oficiales, servicios sanitarios y duchas, comedor y cocina; además de oficina para el centro de operaciones, centro de comunicaciones, armería, bodega para almacenamiento de repuestos y materiales de mantenimiento, área de atraque para las embarcaciones, lavandería, tanque séptico, aire acondicionado, infraestructura eléctrica, campo de infiltración de alta eficiencia y amigable con el ambiente, malla perimetral, y áreas de circulación interiores.  Otros 2.5 millones de dólares se utilizará para la instalación de un hangar y un muelle flotante.  El hangar se desarrollará en Coto 47, cantón de Corredores.

Unidades navales adicionales funcionan ya parcialmente desde la Estación Cipancíen el Golfo de Nicoya, patrullando las áreas marinas de pesca en Níspero, Costa de Pájaros, Palito-Montero en Isla Chira, Isla Caballo, Isla Venado, Paquera y Tambor.  La construcción de esta estación es el resultado de la coordinación interinstitucional del Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), el Servicio Nacional de Guardacostas y el Instituto Costarricense de Pesca y Acuicultura (INCOPESCA), consistiendo de un área de 360 metros cuadrados de infraestructuras. (J. Montes)

Fotografía:

·USCG 25mm Bushmaster (USCG).
·Patrullero Swiftships 65-4 de Costa Rica.
·ATT02715.
·ametralladora M2HB en bavio del USCG.


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.