Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Costa Rica recibe guardacostas, aviones y blindados

La Embajada de los EEUU en San José hizo entrega de tres vehículos tácticos para dotar a la Unidad Especial de Intervención (UEI), la Unidad Especial de Apoyo (UEA) y el Servicio Especial de Respuesta Táctica (SERT) de la Fuerza Pública Tica.  Se trata de vehículos de la clase Némesis, en Costa Rica apodados “bestias”, construidos por la CSI Armoring de Carolina del Norte.

Esta compañía ofrece una línea de vehículos tácticos policiales para equipos de respuesta (comúnmente denominados S.W.A.T.), una línea que ofrece los modelos de Unidad de Respuesta Táctica (TRU), TRU MARK-I y TRU XLT, y todos basados en el chasis del Ford F550, con su configuración SUV tradicional de cuatro puertas laterales y una única puerta trasera de despliegue rápido. De manera similar a otros dos vehículos tácticos, los TRU pueden acorazarse para superar el nivel de blindaje B7 europeo.  El TRU CSI Némesis lleva un casco de acero balístico y es capaz de resistir proyectiles de hasta 12,7mm, y esquirlas. Se le acomodan visores con vidrio grueso de 76,2mm (3 pulgadas) resistente a balas.

Los vehículos están dotados de sistemas de defensa, troneras, sirenas, cámaras de imágenes térmicas e incluso rotación de francotirador para el retorno de fuego desde un punto de vista balístico protegido.  El CSI-Némesis llega a engrosar la otra unidad blindada táctica ya en uso por el SERT del Organismo de Investigación Judicial (OIJ).  Se trata de un blindado policial táctico hecho por la tica Blindec, sobre un chasis modelo 2015 de camión Ford-350.  Sobre el chasis se acomodó un casco blindado y espacio para 12 efectivos policiales, teniendo un peso de 18.500 libras. Los vehículos serán utilizados en zonas de riesgo y el traslado de presos y cargamentos de droga.

Así también se anunció que el Ministerio de Seguridad de Costa Rica inició el proceso de compra de un avión King Air (KA) 250, modificado para patrulla marítima con el objetivo de contar con más herramientas y recursos para combatir el narcotráfico y la pesca ilegal. Reforzará el KA F90, también plenamente modificado como patrullero, entregado en enero de 2017.  Hay que recordar que antes de cerrar el año, Costa Rica recibió el helicóptero MSP-022, al parecer un MD500E, pero no parecen haber llegado todavía los dos Bell 212 que se esperan bajo el paquete de ayuda de EEUU.  En el 2017, el Servicio de Vigilancia Aérea efectuó 3.403,6 horas vuelo que se traducen a 1.397 vuelos desglosados principalmente en 284 vuelos ambulancia, 262 patrullajes, 185 sobrevuelos, 34 búsqueda y rescate, 28 de emergencia nacional y 21 humanitarios, entre otros.

En cuanto a las tripulaciones para los nuevos patrulleros navales, se encuentran desde principios del año en los EEUU recibiendo capacitación. Son 47 los guardia-marinas ticos que se trasladaron al Instituto Marítimo de Tecnología y Estudios de Posgrado de Baltimore, Maryland.  La Embajada de los EE UU en Costa Rica, por otro lado, ha mostrado fotografías de los navíos GC110-1 Libertador Juan Rafael Mora Porras y GC110-2 General José María Cañas Escamilla casi listos para su entrega, ya han pasado del dique de Fairland Boat Works en Newport News, Virginia, a la Base de la Guardia Costera en Baltimore, Maryland para los detalles finales.  Además, a través de la Embajada de los EEUU en Costa Rica, el Servicio Nacional de Guarda Costas tico adquirirá dos Patrullero 380, y un Patrullero 450 de la Eduardoño de Colombia adicionales, y se espera un Defiant-85 de 26 metros (85 pies) de largo, por un total de 9,69 millones de dólares.  Estos remplazan los ya descartados patrulleros Swiftships de 65 pies de eslora 65-1, 65-2 y 65-3, sobreviviendo solo el 65-4. (Julio Montes, corresponsal de Grupo Edefa en Centroamérica)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.