Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Narco submarino en Guatemala

El narco submarino fue localizado, abandonado, el 22 de abril por el Guardacostas 652 Kaibil Balam, a 23 millas náuticas de la Barra de Sipacate y Rio Nahualate. El sumergible, de 16 metros de eslora y 1,75 metros de manga, tiene capacitad para transportar cinco toneladas de carga.  La nave fue localizada sin motores, ni equipos de navegación, según el portavoz de la policía, la embarcación, artesanal, fue llevada a una base militar en el municipio costero de San José, en el departamento de Escuintla

Por muy artesanal que sea su contrucción,  un narco submarino tiene un costo de construcción superior al millón de dólares, sus cascos generalmente se construyen de fibra de vidrio, teniendo como propulsión un motor diésel de entre 300 y 350Cv, e interior para una tripulación de 3 o 4, y hasta 10 toneladas de carga, incluiyendo combustible suficiente para darles un alcance de hasta los 3.200 km. 

La Marina de Defensa guatemalteca, al mando del  vicealmirante Boris Castillo, capturó el pasado año un total de 25 embarcaciones y 99 personas de diferentes nacionalidades, que fueron puestas a disposición del Ministerio Público (MP).  Actualmente se encuentra recuperando sus unidades, poniéndolos en óptimas condiciones, con los recursos a mano, trabajándose en las lanchas tiburoneras y Eduardoño, la recuperación de la embarcación de desembarco Picuda, y las Boston Whaler tipo Vigilant, y se ha hecho funcional el elevador de embarcaciones del Comando Naval del Caribe.  El Guardacostas 656 Gucumatz se remozó a finales de diciembre pasado. 

La unidad mayor de la flotilla, el patrullero ‘Kukulkán’, fue renovado en noviembre de 2016, y asignado a la Escuela Naval con 41 tripulantes, entre oficiales, suboficiales, cadetes y personal técnico.  La Marina de Defensa tiene un presupuesto operacional de Q130.696.444 ($17.807.292), otros Q25 millones ($3.406.097) para la recuperación de navíos, y Q10.500.000 ($1.430.549) para el mantenimiento de naves destinado para el 2017.  La nueva Brigada de Infantería de Marina guatemalteca se mantiene como un Comando Estratégico, directamente subordinado al Estado Mayor, pero se mantiene operacionalmente y naturalmente asociado a la Marina de la Defensa. 

La BIM ha sido plenamente adiestrada por elementos de las Fuerzas Especiales de EEUU, y se le otorgan misiones a lo largo de la costa y aguas interiores.  Al momento realiza patrullajes en los distintos ríos del país, entre ellos el Usumacinta, La Pación, Sarstún, Laguna Guija, y Rio Dulce, y finalmente estableciéndose un apostadero naval en aguas del lago Petén Itzá, en Santa Elena, Flores, Petén.  Dicho apostadero funciona desde el malecón del Comando Aéreo del Norte, en Santa Elena.  Los EEUU han suministrado varios patrulleros fluviales e interceptores navales, pero, desde el 2013, Guatemala busca hacerse con dos plataformas de patrulla oceánica, sin poder materializar esos requerimientos hasta la fecha.  

EEUU podría hacer disponibles algunos patrulleros Island excedentes, navíos de 34 metros de eslora (110 pies) propulsados por dos motores Caterpillar diésel que le permiten velocidades de hasta los 29,5 nudos, y un alcance de las 300 millas.  Su radar principal es uno del tipo AN/SPS-73, y montan un cañón de 25mm Mk38 y 2 ametralladoras pesadas M2HB de calibre 12,7mm. (Julio Montes, correspnsal de Grupo Edefa en Centro América)

Fotografías:

·Submarino capturado (Policía Nacional Civil de Guatemala)

·Unidades Navales de Guatemala (Ejército de Guatemala)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.