Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

Thales lanza el Centro de Excelencia en Sonares de Brasil y ofrece ensamblar el Kinglip para las corbetas Tamandaré

Thales inauguró el viernes pasado el Centro de Excelencia en Sonares en su filial Omnisys , basada en la ciudad paulista de São Bernardo do Campo. Ahora se puede transferir a Brasil la tecnología necesaria para desarrollar  diversas soluciones, fabricación y ensayo en acústica submarina para su uso en  sonares. Omnisys también recibirá la documentación técnica, la certificación de las líneas de producción y la formación de sus equipos locales para el desarrollo del producto.Thales está proporcionando a la Marina de Brasil un conjunto de sonares para los submarinos Scorpene bajo el programa PROSUB.

"Esta inauguración refuerza la posición de Brasil como uno de los centros de excelencia en alta tecnología para el grupo Thales. Además, reiteramos nuestro compromiso de Brasil y América Latina mediante la transferencia de tecnología avanzada, productos y servicios, lo que nos permite seguir sistemáticamente a nuestros clientes en su desarrollo tecnológico. También reforzamos, a través de esta alternativa, nuestro plan estratégico, que apunta a duplicar nuestro tamaño en América Latina en 2019”, dijo Rubén Lazo, vicepresidente de Thales en América Latina.

Con la transferencia de tecnología a Brasil, académicos y otras empresas brasileñas también serán calificados técnicamente. Además, el Centro de Excelencia para Sonares desarrollará y producirá subsistemas de sonares en base a estudios y proyectos llevados a cabo por instituciones de investigación brasileñas.

La inauguración del Centro de Excelencia en sonares, permitirá responder a la demanda del mercado interno y de América Latina, ya que la industrialización y el mantenimiento de las piezas de sonar como transductores (dispositivos que transforman la energía generada por las ondas sonoras en señales eléctricas) y antenas (responsables de la transmisión y recepción de señales de sonar, que consisten básicamente de un conjunto de transductores) se fabricarán en la filial paulista.

La iniciativa incluye una inversión de  más de 4 millones  de dólares para la primera fase, cuyo conjunto comprende desde la infraestructura y la transferencia de tecnología industrial de la unidad de Thales Underwater System(TUS) del grupo, hasta el comienzo de la fabricación -en Brasil- el transductor electroacústico, equipo que hace que la transformación de la energía acústica de las ondas sonoras en señales eléctricas y es un componente clave de varios tipos de sonar. Se espera iniciar la producción del primer transductor de abril de este año, con la llegada de nuevos conjuntos de maquinaria, utillaje y bancos de  pruebas ordenados para la asociada local,  Omnisys.

En los meses siguientes hasta el final del año, el objetivo es cumplir con la certificación del equipamiento para uso militar. Luego vendrían las etapas de producción en serie del transductor y otros componentes cuya nacionalización sea  viable técnica y financieramente – entre los elementos ya evaluados están las antenas, responsables de envío y recepción de señales. Luego continúa la fase del desarrollo local de software e integración de los diferentes componentes importados, hasta la entrega de sonares completos en 2018.

Según Thales, el principal argumento para invertir localmente en el mercado de sonar es que la costa brasileña tiene más de 7.000 km (casi 8000 teniendo en cuenta los perfiles geográficos particulares de cada región) y la superficie de aguas ,de más de 4 millones kilómetros cuadrados ,se considera estratégica para el país, por lo que, en algún momento ha de continuar la investigación y la promoción en esta especialidad, con nuevos proyectos.

En los programas en los que la empresa quiere participar, el más cercano es el que se refiere a las nuevas corbetas de la Marina de Brasil, la clase "Tamandaré". Este programa de corbetas en la fase de diseño, fue orientado principalmente a ensamblar una serie de cuatro unidades para comenzar a reemplazar los buques de escolta que han acumulado décadas de servicio en la Marina. Para estas nuevas naves, Thales tiene la intención de ofrecer como sonar de casco, su modelo Kingklip, y también para la modernización de las fragatas y corbetas Clase Inhaúma y Clase Niteroi, en caso de que se materialice. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.