Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


La Policía de Carreteras brasileña suspende actividades aéreas y custodias especiales por falta de presupuesto

La Policía de Carreteras brasileña anunció la suspensión inmediata de diversos servicios, incluyendo la reducción del patrullaje en las carreteras y la suspensión de las actividades aéreas esenciales de policía y rescate aeromédico desempeñadas por la División de Operaciones Aéreas (DOA).

La División de Operaciones Aéreas tiene 7 Bases destacadas en todos Brasil: Brasilia, Recife, Curitiba, Florianópolis, Porto Alegre, Campo Grande / y Río de Janeiro. La PRF opera en total 9 helicópteros (5 Bell 407, 1 Bell 412EP, 3 EC-120B) y 2 aviones (1 Séneca III y 1 Grand Caravan) y con esa falta de recursos presupuestarios dos actividades esenciales como el rescate aeromédico de personas heridas En carreteras y el patrullaje preventivo quedarán paralizadas.

Con los límites para adquisición de combustible, mantenimiento y dietas, la corporación dice que adoptará las medidas para adecuación a la "nueva realidad presupuestaria", ante el contingente impuesto por el gobierno federal por el Decreto 9.018 / 17, de 30 de marzo de 2017. El decreto dispone sobre programación presupuestaria y financiera del Poder Ejecutivo Federal para 2017, la Policía Rodoviária Federal adoptará medidas para adecuación a la nueva realidad presupuestaria.

La PRF dice que esa decisión tiene carácter temporal, pero tuvo que adoptar medidas para que sus impactos alcancen lo mínimo posible la actividad finalista del órgano y que puedan tener reversión sin perjuicios a la administración cuando de la recomposición presupuestaria. Con límites para adquisición de combustible, mantenimiento y diarias, se adoptarán las siguientes medidas:

    -Suspensión, a partir del 6 de julio, de los servicios de escolta de cargas sobredimensionadas y escoltas en carreteras federales;

    -Suspensión inmediata de las actividades aéreas (policía y rescate aéreo) desempeñadas por la institución;

    -Reducción inmediata de los desplazamientos terrestres de vehículos en patrullaje;

    -Desactivación de unidades operativas.

Las autoridades policiales buscarán disminuir el perjuicio en la atención de ocurrencias de emergencia, priorizando la atención de accidentes con víctimas, ayudas que sean de competencia exclusiva de  y enfrentamiento a ilícitos graves. El cronograma de desactivación de unidades operativas se dará según la planificación y adecuación regional, con la vigilancia de las áreas de las unidades desactivadas siendo asumidas por otras unidades operativas, de acuerdo con criterios de la gestión regional.

En una nota, la Policía Federal de Carreteras  aclaró que, en conjunto con el Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, está en tratativas con el Ministerio de Planificación, Presupuesto y Gestión para obtener una rápida recomposición del presupuesto y el consiguiente restablecimiento de los servicios y normalización de la actuación de la actuación de la institución. El gobierno declaró que los ingresos públicos tuvieron un desempeño débil, y que para cumplir las metas fiscales necesitó hacer un contingente de 12 mil millones a principios de año y que la suspensión de transferencias alcanzó a todos los órganos federales.

La PRF pidió unos 127 millones de dólares para el presupuesto de este año, y sólo se aprobaron 71 millones, una reducción de más del 40, ante lo cual la Comisión de Presupuesto del Senado está intentando un adelanto especial. La semana pasada, la Policía Federal tampoco pudo seguir emitiendo pasaportes por problemas económicos. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.