Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Marina brasileña venderá numerosos inmuebles para obtener recursos económicos. Los recortes afectan duramente a los programas navales

La Marina de Brasil está estudiando posibilidades de intercambio o venta de bienes raíces, especialmente en el Medio Oeste, Norte y Noreste del país, para aliviar el problema resultante del  modesto presupuesto actual,  ha asegurado el comandante en jefe de la Marina, almirante Eduardo Leal Ferreira Bacellar. "Hoy en día la Marina no tiene el mismo grado de preparación que debe o necesitan tener. Por el momento, somos vulnerables ", dijo Ferreira. Según el almirante, las amenazas a Brasil son muy difusas, pero existen y pueden aparecer. "Hace dos años, nadie hablaba del Estado Islámico. Las sorpresas surgen cada año, y la preparación de la defensa lleva una generación para realizarse. Nos llegar a tocar una crisis en cualquier momento, y la frontera de Brasil más vulnerable es el mar", afirmó.

Recordó que el 10% de los que se transporta en todo el mundo por mar  sale o  llega a los puertos brasileños "Nuestros barcos son viejos y son caros de mantener. - Es nuestra preocupación frente a las amenazas de nivel superior. Tenemos muchas necesidades en este momento". Además de la falta de fondos para renovar la flota, ya obsoleta, el Almirante citó el recorte de los recursos para el 2016 estimado en cerca de 2.000 mil millones de dólares, lo que obligó a la Armada a posponer varios proyectos. Uno de ellos es el Programa de Construcción de Submarinos de la Marina de Brasil (Prosub). El submarino de propulsión nuclear, cuya finalización estaba prevista para 2023 y que debería comenzar a operar en 2027. "El presupuesto del programa nuclear , que llegó a casi 140 millones de dólares, tuvo que ser cortado,  y se redujo a 60 millones, y  contenía varios compromisos que tuvimos que pagar. No fue una transición fácil. Tuvimos que reajustar los programas, con renegociación de los contratos y retrasarnos mucho".

La crisis también debería provocar en el Ejército una pronta suspensión de nuevos tramos del Sistema Integrado de Vigilancia Fronteriza (Sisfron), de forma indefinida. El almirante también citó a la Aviación Naval, donde casi todos los vectores- excepto algunos helicópteros- son viejos y muy usados. "Cada vez más, el número de aeronaves con las que podemos contar disminuye, y algunos tienen que ser suplantados en el corto plazo. Tenemos que afrontar este problema y encontrar los recursos necesarios ". Los recortes presupuestales en Defensa no son algo nuevo en los últimos años en Brasil.

El Almirante aseguró que los recortes no afectarán a las operaciones navales durante los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Río de Janeiro, que se celebrarán en agosto y septiembre. "Militarmente, la operación es muy simple. Es un área restringida. El nivel de amenaza se considera relativamente bajo. Estamos listos para los Juegos Olímpicos". La Armada actuará en la zona de Copacabana, cubriendo la parte sur de Río de Janeiro con una fuerza de  contingencia, y , en la zona marítima. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.