Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian


La Marina de Brasil niega haber cerrado un acuerdo con Daewoo, que admite negociaciones para dotarla de un buque de asalto anfibio y patrulleros de altura

En respuesta a la información publicada en Naval Today, indicando que la Marina de Brasil habría cerrado un acuerdo de  1.000 millones de dólares con el astillero surcoreano Posco  Daewoo Corp.  para la construcción de un LPD, una OPV y la modernización del Astillero de la Marina de Río de Janeiro (AMRJ), el Centro de Comunicación Social de la Fuerza expresó en un comunicado:

“Respecto  a artículos recientes publicados en la prensa especializada en materia de defensa sobre la supuesta adquisición en el extranjero de un buque de desembarco,  un buque de patrulla, así como la contratación de una modernización para el Arsenal de Marina de Río de Janeiro, la Marina de Brasil aclara que un grupo de oficiales del sector de materiales está haciendo una visita al parque industrial naval en Corea del Sur con el fin de conocer las capacidades y el potencial del país, en la construcción , el suministro de barcos y sistemas de interés para la Fuerza. No hubo, ni existe  el pronóstico, en la actualidad, acerca de firmar cualquier contrato comercial de esta naturaleza ".
Sin embargo, el grupo coreano  estaría confirmando la información de que la compañía negocia el posible  contrato de suministro de un LPD (buque de asalto anfibio) de 7.300 toneladas y un lote de patrulleros de altura  de 2.800 toneladas para la Marina de Brasil, así como la asistencia técnica para la modernización del AMRJ.
De manera significativa, el cartel desplegado por Daewoo para fotografiar la reunión contenía las palabras “ Minute of Meeting (MOM) SIGNING CEREMONY ON BRAZILIAN NAVY MODERNIZATION PROGRAM Between Brazilian Navy and Posco Daewoo Corporation September, 29, 2016 Korea” (Ceremonia por la Firma de la Reunión sobre el Proyecto de Programa de Modernización de la Marina de Brasil"), aunque en principio se trate de resumir un acta del encuentro y los asuntos tratados.
Periodísticamente, desde Brasil, la columna Insider reveló que la delegación de la Marina de Brasil llevó a los ingenieros de Daewoo los planos del buque marítimo de patrulla OPV conocido en el medio militar como NaPaOcBR. El diseño de este buque fue preparado conjuntamente por el Centro de Diseños de Navíos de la Marina y la Empresa Gerencial de Proyectos Navales (EMGEPRON) y presentado en la última LAAD. La dirección de Daewoo, sin embargo, ha insistido en la conveniencia de que  la Marina de Brasil pueda adquirir  un  porta-helicópteros de asalto anfibio de porte reducido,  tipo Makassar ,vendidos a las Armadas del Perú (en 2008) e Indonesia (2003).
La empresa Posco es titular en Brasil, en el ámbito del  poderosísimo grupo minero- metalúrgico Vale do Rio Doce, del 20 % de las acciones la Companhia Siderúrgica do Pecém, una gigantesca usina con capacidad para producir tres millones de placas de acero por año en su primera fase, próxima a inaugurarse en pocos meses en el estado de Ceará. Los acuerdos navales o navales y aeronáuticos firmados por algunos países sudamericanos con Corea del Sur han resultado bastante provechosos- inclusive en materia de transferencia de tecnología- entre las naciones involucradas. Mientras  Argentina, por ejemplo, además de considerar la posibilidad de ensamblar un LPD clase Makassar en los astilleros Río Santiago y considera al FA 50 como futuro caza para su alicaída Fuerza Aérea, Perú ya es cliente de la serie de navíos Makassar y ensambla regionalmente el avión entrenador y Coin de última generación  KAI KT-1P, ofrecido a Paraguay y despertando interés en Uruguay,  destacando este proyecto los aportes técnicos coreanos a las naciones involucradas en materia de equipamiento y formación. 
La Marina de Guerra del Perú, por su parte,  recibió, cedida por el gobierno de Seúl, una corbeta de 1.200 toneladas Clase Pohang, de la misma manera que lo había hecho Colombia, reciente cliente del astillero coreano STX para sus dos primeras patrulleras livianas CPV -46, ensambladas en menos de un año y con apreciable participación e intercambio con su estatal naval Cotecmar  (Corporación de Ciencia y Tecnología para el Desarrollo de la Industria Naval, Marítima y Fluvial, dependiente de la Armada ), que construyó la tercera unidad, con opción a otras 11. (Javier Bonilla) 


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.