Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Marina de Brasil y el Ministerio de Salud cooperarán para agilizar el desarrollo del Reactor Multipropósito Brasileño

La firma Amazul, dependiente de la Marina brasileña, y el Ministerio de Salud firmaron un acuerdo de cooperación técnica para el desarrollo del Reactor Multipropósito Brasileño/RMB, plataforma que busca, entre otros objetivos, además de los militares, producir radioisótopos para la fabricación de radiofármacos usados ​​en la prevención y tratamiento de cáncer. El emprendimiento, que hará al Brasil autosuficiente en la producción de radioisótopos y permitirá el traspaso de radiofármacos para el Sistema de Salud a precio de costo, es coordinado por la Comisión Nacional de Energía Nuclear (Cnen).

El acuerdo garantiza una inversión de 220 millones de dólares, que serán entregados por el Ministerio de Salud hasta 2022. El ministerio hará un aporte de 10 millones para el desarrollo del proyecto. El acuerdo fue firmado por el ministro Ricardo Barros y el presidente de Amazul, vice-almirante Ney Zanella dos Santos. "Este reactor será fundamental para el tratamiento de las personas. Hoy, nos importa mucho  ese medicamento y queremos producirlo en Brasil, abaratando los costos”, declaro. "Esta decisión tiene interfaz con varios otros ministerios, aunque ahora vamos a priorizar el área de la salud", afirmó el ministro Ricardo Barros.

Los radiofármacos son de gran importancia para el tratamiento de enfermedades en el Sistema Único de Salud, pues auxilian en el tratamiento de diversas áreas como la cardiología, oncología, hematología y neurología. Con ellos es posible realizar diagnósticos de enfermedades y complicaciones como embolia pulmonar, infecciones agudas, infarto de miocardio, obstrucciones renales y demencias. Además, estos productos son los más eficientes en la detección de cáncer, pues definen qué tipo y tamaño del tumor y cuál es el tratamiento más adecuado para el paciente.

Para el presidente de Amazul, vice -almirante Ney Zanella dos Santos, el país dispone de tecnología para hacer todo el ciclo del radioisótopos. "Tenemos materia prima, tecnología y personal capacitado para ese emprendimiento que nos librará de la dependencia externa en la producción de esos insumos estratégicos."

Desde 2009, Brasil tiene dificultad en el abastecimiento de radioisótopos, utilizados en cerca del 80% de los procedimientos adoptados por la medicina nuclear. Esto se debe a la paralización del reactor canadiense que abastecía a todo el mercado brasileño y el 40% del mundo. Desde entonces, el país busca otros proveedores extranjeros, ya que, con demanda reprimida, sólo cerca de 2 millones de procedimientos médicos utilizan los radiofármacos.

Según Zanella, el RMB tendrá otras aplicaciones además de la medicina nuclear. La plataforma ofrecerá tecnologías que pueden aplicarse en la agricultura, el medio ambiente y la industria. Estas tecnologías permiten, por ejemplo, probar materiales, localizar fisuras en superficies como alas de avión o verificar la cantidad de agrotóxicos contenida en alimentos. El reactor nuclear dará al país autosuficiencia, convirtiéndolo en referencia en medicina nuclear. También puede hacer que Brasil sea exportador, ya que el número de reactores de este porte es pequeño en todo el mundo, yendo en contra de la creciente demanda del producto. El Reactor Multipropósito Brasileño (RMB) será desarrollado en la ciudad paulista de Iperó, junto al Centro Industrial Nuclear de Aramar, de la Marina de Brasil, que cedió parte del terreno.

Al respecto, el ayuntamiento de este municipio  también acordó otras propuestas de salud con la Marina de Brasil, como el proyecto de un hospital en asociación con la Fuerza Naval, según adelantó su alcalde, Vanderlei Polizeli.

Por medio del convenio, la Marina contribuirá con equipamientos y, en cambio, aproximadamente cuatro de los 28 lechos del hospital quedarían de retaguardia para uso militar. La posibilidad del convenio aumentó debido a la necesidad de la Marina disponer de un hospital de referencia en la ciudad debido a la proximidad  del Centro Experimental Aramar (CEA ). (Javier Bonilla, Corresponsal del Grupo Edefa en Río de Janeiro)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.