Actualidad
Spanish Chinese (Traditional) English French German Italian Portuguese Russian

La Marina de Brasil adquiere tres buques de suministro

Solstad Farstad, grupo marítimo que maneja una flota de 150 embarcaciones, consiguió vender tres Supply Vessel de Apoyo Marítimo para la Marina de Brasil, en lo que se estima será su única compra de material flotante durante este año. Los buques en cuestión eran propiedad de Deep Sea Supply, recientemente asociada al grupo vendedor.

Se trata de embarcaciones del tipo AHTS (Anchor Handling Tug Supply), los Sea Vixen, Sea Stoat y Sea Fox fueron vendidos, según datos divulgados en el Diario Oficial, por 25.800.000,00 de dólares en negocio homologado por EMGEPRON (Empresa Gerencial de Proyectos Navales). Estos AHTS, que son técnicamente aptos para ser utilizados tanto para aprovisionamiento como para manejo de anclas, fueron construidos en serie en los años 2010 y 2011 en el astillero ABG Shipyards, en la India, y son todos de la misma clase, con 63 metros de longitud por 15,8 metros de boca, calado máximo de 5,5 metros y aproximadamente 90 Toneladas de tracción estática (bollard pull).

Los buques estuvieron bajo contrato de Petrobras por algunos años y recibieron una apreciable mejora en sus timones, en proyecto que aumentó sus capacidades de maniobra y permitió una mejora significativa en el desempeño de los mismos. Según las especificaciones, los Supply Vessels deben realizar servicios de SAR (Búsqueda y Salvamento) o remolque oceánico, aspecto en el cual la Marina brasileña exhibe claras carencias.

Sin embargo, los AHTS también pueden emplearse en el reabastecimiento de buques en el mar, tanto de carga seca como líquida, ya que poseen un sistema de posicionamiento dinámico, o incluso en el posicionamiento de boyas y, dependiendo de las adaptaciones, en el servicio de patrulla, limitaciones de velocidad mediante (menos de 9 nudos de crucero), en este último caso. (Javier Bonilla)


Copyright © Grupo Edefa S.A. Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin permiso y autorización previa por parte de la empresa editora.